Torres-Dulce pide a la AN un informe exhaustivo sobre los trenes

Angela Martialay

El fiscal general ha encargado un informe a la Fiscalía de la Audiencia Nacional con toda la información que conste en el sumario.

ÁNGELA MARTIALAY | 2012-03-20

El fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza, ha recibido la petición de redactar un informe que contenga todos los documentos del Juzgado de Instrucción Número 6 –el encargado de la investigación del 11-M- en los que aparezcan referencias a los trenes, en concreto sobre su recogida, la cadena de custodia que se siguió con cada uno de los trenes, la destrucción, incautación o conservación de los restos de los mismos, según informaron fuentes jurídicas a este diario.

Este documento se realiza tras la solicitud del fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, que ha ordenado en un oficio remitido a la Audiencia Nacional hace diez días que se elabore un informe exhaustivo donde se detallen todos los datos referentes a los trenes explosionados en la masacre de Madrid que consten en el sumario de la Audiencia Nacional.

Esta solicitud se realiza de forma paralela a la investigación que la Fiscalía de Madrid, encabezada por Eduardo Esteban, está llevando a cabo tras el hallazgo de Libertad Digital de uno de los focos de explosión del 11-M.

Hasta ahora sólo se conoce un informe de Renfe, del 30 de julio de 2007, que fue aportado a la causa cuatro semanas después de que el juicio fuese visto para sentencia. En él no existe referencia alguna a que los restos del foco de explosión del único vagón reparado (el de Santa Eugenia, con numeración CM190) se hubieran conservado.

Tampoco se hace la más mínima referencia a que esos restos estuvieran almacenados en la empresa Tafesa, en el distrito de Villaverde (Madrid). Algunos medios identifican el hallazgo de LD con otros restos diferentes, que el informe sitúa en Taller Central de Reparaciones de Renfe (TCR), que se encuentra también en Villaverde, próximo a Tafesa. No obstante, como figura en el informe, no proceden de un foco (bomba), sino de "sobrante" y corresponden al vagón CR011, en el que no estalló ninguna bomba y que fue hallado hace meses por La Gaceta en los hangares de las instalaciones de Renfe.

El pasado 2 de marzo el fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, informó de que había ordenado a la Fiscalía de Madrid investigar dicho foco de los atentados del 11-M ya que "el Ministerio Fiscal tiene la obligación de llegar hasta el final en esta investigación", añadió.

Desde un primer momento, el fiscal general dejó claro que esta investigación no iba a suponer la reapertura del sumario del 11-M. Ante la lluvia de críticas de un sector de víctimas de la masacre de Madrid y de diversos medios de comunicación, Torres-Dulce recalcó la semana pasada que "ni la Fiscalía General ni nadie va a abrir el caso del 11-M. Otra cosa es que se produzca algún tipo de denuncia que merece ser investigada, pero eso no significa en modo alguno reabrir el caso", recalcó.

De esta forma, la Fiscalía General del Estado pretende agotar todas las vías jurídicas sobre el destino de los restos de los atentados de Madrid para averiguar si se cometieron irregularidades o no con los trenes explosionados el 11-M.