Duran también pide adelantar más las elecciones

El portavoz de CiU también considera que el 20-N es una fecha demasiado lejana para las generales, dada la situación actual. 

Libertad Digital | 2011-08-05

El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran, se une al PP en la petición de un adelanto de las elecciones de 20-N, porque el Ejecutivo no tiene "ninguna intención" de ahondar en las reformas emprendidas, informa Europa Press. 

En su carta web semanal, Duran recuerda que él había pedido en reiteradas ocasiones comicios para noviembre, y no octubre o incluso finales de septiembre, porque entendía que septiembre podía haber sido un mes para rematar las reformas en curso, fundamentalmente la negociación colectiva y la de políticas activas.

No obstante, Duran lamenta que no será así porque el Gobierno ya está satisfecho con haber aprobado en su día, vía real decreto ley, sus propuestas al respecto, aunque entiende que lo hizo "puramente para cubrir el expediente" y anunciar una reforma aunque no se reforme "casi nada".

Además, Duran ha criticado la fórmula seguida para convocar elecciones, ya que en su opinión, al avisar con tanta antelación de la disolución de las Cortes y de la fecha del 20-N ha creado un tiempo de 'impás' que lo complica todo.

"Ha sido un grave error hacerlo así (...); al presidente le interesa tomar medidas que trasladen confianza a los mercados, y al candidato le interesa pensar solo en el corto plazo e intentar llegar al 20 de noviembre con cuantas menos heridas mejor", señala en su carta.

El líder democristiano, candidato de CiU en las generales, también carga de nuevo contra el Gobierno por "abusar" de gobernar vía real decreto, impidiendo después que las Cortes puedan tramitar y mejorar el texto que ha aprobado.

Duran pone como ejemplo la negociación colectiva, una de sus prioridades e insistentes reclamaciones, y lamenta que una vez tramitada se utilicen tácticas dilatorias, "practicando el más repudiable filibusterismo". 

Sobre la situación de España –en el punto de mira en toda la Eurozona y de los mercados– Duran ha evidenciado de nuevo su preocupación por la salud de la economía española y, aunque ha dejado claro que no quiere actuar de pirómano con su discurso, sí que pide una política urgente que pase por la creación de un eurobono y la constitución de una deuda europea.

Ha lamentado que, ante esta difícil coyuntura, España sea "carne de cañón" de los mercados especulativos que actúan como tiburones cuando ven sangre.

"Desafortunadamente la economía española sangra, y mucho", admite, tras reiterar que España, más allá de Europa, tiene un grave problema, puesto que no inspira confianza, pero tampoco cree que lo vaya a hacer un probable gobierno del PP.