La policía descarta ahora que el asesino de Utoya tuviese un cómplice

Breivik, que planeó durante años la matanza, decía estar preparado para que se le considerara "el peor monstruo desde la II Guerra Mundial".

LIBERTAD DIGITAL | 2011-07-24

El autor confeso del doble atentado en Noruega, Anders Behring Breivik, actuó solo y supuestamente colgó justo antes de poner la bomba en Oslo y perpetrar el atentado en Utoya, un manifiesto islamófobo y anticomunista en internet, confirmaron este domingo fuentes policiales.

Además de las 92 personas muertas en el atentado del centro de Oslo y en el posterior tiroteo en el campamento de verano de la isla de Utoya, otras 97 personas resultaron heridas en los ataques.

La policía analiza ahora el contenido del documento titulado 2083 A European Declaration of Independence, en inglés y de 1.500 páginas, en que entre otras cosas declaraba la "guerra de sangre" contra inmigrantes y marxistas y que fue colgado en internet el mismo viernes, pocas horas antes de ambos ataques.

Behring, quien en los interrogatorios ha admitido estar detrás de la tragedia y calificó los ataques de "atroces, pero necesarios", según explicó el sábado su abogado, describe en ese largo texto el islam como "la principal ideología genocida" y habla de lanzar una cruzada contra el "marxismo cultural".

De acuerdo con las investigaciones en curso, el largo documento está firmado el viernes, a las 12:51, aproximadamente una hora y media antes del estallido del coche bomba en el complejo gubernamental de Oslo, donde murieron siete personas.

Otra hora y media después irrumpió armado en la isla, donde centenares de jóvenes participaban en el encuentro de las juventudes socialdemócratas.

Según informa Efe, el documento de internet revela una minuciosa preparación para sus ataques, que arrancaría de otoño de 2009. En ese material, el presunto agresor defiende el terrorismo como "método para despertar a las masas" y se dice preparado a que se le considere "el peor monstruo desde la Segunda Guerra Mundial".

Su abogado, Geir Lippestad, explicó que Behring no negó nada de lo que hizo y se prestó a colaborar con la investigación, "aportar evidencias", así como el móvil que le llevó a perpetrar la masacre. Sobre la preparación del doble ataque, el abogado afirmó que el detenido planeó "durante muchos años" cómo ejecutar su matanza.

Las fuerzas de seguridad cuentan con que la cifra definitiva de muertos se elevará en las próximas horas.

Está previsto que este domingo el sospechoso sea examinado por un equipo de médicos y el lunes pasará a disposición del juzgado de distrito de Oslo.