Empieza el rosario de las dimisiones en el PSOE andaluz

Pedro de Tena

La derrota del PSOE en las municipales andaluzas pueden ser un avance de lo que podría pasar en las autonómicas. Varios socialistas han tomado nota.

Pedro de Tena / Antonio Barreda | 2011-05-24

Tendremos que ver más de dos, pero por ahora sólo son dos. Una de ellas es nada menos que la del director general de la Oficina del Portavoz del Gobierno, Francisco Perujo Serrano, que abandonará mañana su cargo tras presentar su dimisión por razones personales.

Perujo, doctor en Periodismo, tenía tomada su decisión desde hace semanas y acordó con la consejera de la Presidencia, Mar Moreno, de la que depende orgánicamente, posponer su renunciar hasta una vez celebradas las elecciones municipales del pasado domingo. Perujo volverá a su plaza de director de Comunicación de la Universidad de Cádiz. La otra es de Rafael Calvache, jefe de gabinete del consejero de Empleo, Manuel Recio, también dejará de desempeñar esta función a petición propia.

También ha dimitido el director general de Formación Profesional de la misma Consejería de Empleo, Andrés Sánchez. Las fuentes han indicado que esta dimisión, de carácter 'irrevocable' se basa 'en una mezcla de muchos elementos, todos de índole personal y para nada en discrepancias ni en conflictos con el consejero'. Asimismo, han indicado que la presentación de dicha dimisión 'no tiene ninguna relación' con los expedientes de regulación de empleo ni con los pagos de las pólizas por prejubilaciones, puesto que 'nada tiene que ver esta Dirección General con el Servicio Andaluz de Empleo'.

Por otro lado, las fuentes han agregado que el jefe de gabinete del consejero de esta área, Rafael Calvache, también ha presentado su renuncia, también 'por motivos personales'.

Recuérdese que el pasado día 9 también dimitió la directora gerente del Servicio Andaluz de Empleo (SAE), Alejandra Rueda, quien alegó razones personales.

El pasado 4 de abril presentó su dimisión el entonces consejero de Gobernación y Justicia de la Junta de Andalucía, Luis Pizarro, hombre de confianza durante 14 años de Manuel Chaves al frente del PSOE-A y muñidor de toda la organización socialista en Andalucía durante esos años. Perteneciente al clan de Alcalá, Pizarro se ha enfrentado abiertamente a José Antonio Griñán, quien forzó su retirada de los cargos del Partido y finalmente, ha forzado su marcha de la Junta de Andalucía.