Chaves ayudó a una empresa 'amiga' aprobando un ERE de 35 millones

Pedro de Tena

A Novo contó con un ERE con cargo a la partida 31L, también conocida como "fondo de reptiles".

Pedro de Tena / Antonio Barreda | 2011-05-12

La Junta de Andalucía ayudó a la empresa A Novo aprobando un ERE de 35 millones de euros en el año 2005. Gracias a esto, cargado al "fondo de reptiles", la empresa tuvo 183 pólizas de prejubilación de las que, se ha sabido ahora, 42 han sido encontradas irregulares.  

Pero en 2009, la Junta, tras haber ayudado con otros incentivos a la empresa, le concedió 5 millones de euros, una cantidad que superaba las deudas que contrajo para replantear su actividad empresarial. Fue Joaquín Almunia, vicepresidente de la Comisión Europea, el que comunicó a España que las ayudas a A Novo podían haber vulnerado el principio de la libre competencia respecto a otras empresas.

Cuenta ABC que "la Comisión Europea abrió un procedimiento de investigación formal en 2010 por las ayudas que la Junta de Andalucía concedió a la empresa A Novo Comlink S. L., afectada por uno de los expedientes más fraudulentos de la trama de los ERE, con irregularidades en 42 de sus 183 pólizas. En el documento que comunicaba al Gobierno español la apertura de dicha investigación, la Comisión advertía que esas ayudas de la Junta a A Novo eran, concedidas en 2009, "selectivas y es probable que falseen la competencia", esto es, que podría haber vulnerado el principio de libre competencia en relación a otras empresas.

El 24 de marzo de 2010, el vicepresidente de la Comisión Europea, Joaquín Almunia comunicó al entonces ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, que las subvenciones en favor de esta empresa podían contravenir las leyes europeas en el caso de que "falseen" la competencia, "favoreciendo a determinadas empresas o producciones".

Por si fuera poco, A Novo era filial al cien por cien de una compañía francesa que obtuvo 12 millones de euros de beneficios ese mismo año.

A Novo, con sede en Málaga, cambió su negocio de fabricación y teléfonos móviles para dedicarse al servicio postventa para ordenadores, móviles y otros equipos electrónicos. En consecuencia con esta nueva apuesta, la empresa había reducido su plantilla, para lo que contó con un ERE en 2005 que estuvo subvencionado con 35 millones por la Junta de Andalucía con cargo a la partida 31L, también conocida como "fondo de reptiles".

La Comisión Europea mostró asimismo sus dudas de que la ayuda a A Novo de 2009 fuese compatible con ese ERE de 2005, en cuya tramitación, según el PP, tuvo participación activa el entonces presidente de la Junta, Manuel Chaves. Curiosamente, la Junta no notificó a la Comisión la concesión de esa ayuda de salvamento de 2009.

A NOVO COMLINK ESPAÑA SL., cuyos apoderados son José Ramírez Pimentel, Nicolás Ruiz Pérez y Carlos Castineiras tiene como accionista principal es TECHNICOLOR ENTERTAINMENT SERVICES SPAIN SA que, a su vez, está participada totalmente por la francesa TECHNICOLOR INTERNATIONAL FRANCIA y que tiene intereses y participaciones en GRASS VALLEY SPAIN, S.A. A82773664 100.0 %, TECHNICOLOR SPAIN SA A28930667 100.0 %, y A NOVO COMLINK ESPANA S.L.

Otros incentivos

En la propia memoria de la sociedad francesa se especifican otros incentivos de 2005 y 2006: 1,5 millones más (ver la imagen).