España gasta más en juegos que otros países con menos copias ilegales

Un estudio contradice los supuestos en que se basan las estimaciones de pérdidas de los creadores de contenidos.

Libertad Digital | 2011-04-15

¿La piratería de videojuegos es solo consecuencia de que los consumidores no quieren pagar en contenidos? ¿Hace que se gaste mucho menos? ¿O principalmente se piratean productos sobrevalorados por los que el consumidor no está dispuesto a pagar, ni pagaría aunque no hubiera forma de piratearlos? ¿Acaso no se gasta el consumidor español en videojuegos? De hecho gasta más que los jugadores de EE.UU. y Francia, donde hay más piratería.

Son preguntas que cabe hacerse a la vista de un estudio que refleja que los españoles son unos consumidores que gastan, y mucho, en videojuegos; y contradice las estimaciones de pérdidas de los creadores de contenidos. Nuestro mercado doblaría en ingresos al estadounidense si se igualara la población y el Producto Interior Bruto.

El psicólogo Carlos González Tardón ha presentado un estudio en la Asesoría Online sobre videojuegos en el que demuestra que los últimos datos sobre piratería en España no indican que el sector español sea peor que los grandes mercados mundiales, donde hay menos piratería. El estudio, desde luego, pone en tela de juicio las supuestas pérdidas que los creadores aseguran que genera la piratería, informa Europa Press.

La Coalición de Creadores e Industrias Culturales publicaba esta semana un informe en el que recordaba que el mercado español de videojuegos tuvo un valor en 2010 de 1.120 millones de euros. Aseguraba que en España el 66 por ciento de los videojuegos que se consumen son piratas. En este sentido, el dato sitúa a España como un país donde se piratea más que en Estados Unidos o Reino Unido.

González Tardón ha querido demostrar que la piratería no es el factor determinante para considerar la industria del videojuego en España a la cola del panorama mundial; que no hace que los consumidores gasten menos en material original.

El psicólogo ha redactado un informe con datos de la Asociación de Editores y Desarrolladores de Software de Entretenimiento (ADESE), la consultora de videojuegos Newzoo e Interactive Software Federation of Europe (ISFE) en el que demuestra en si se equipara las condiciones española a las de otros mercados, las conclusiones son bien distintas a la de la Coalición de Creadores.

Según los creadores, si se gastara en videojuegos físicos lo que se piratea, el sector en España estaría valorado en 3394 millones de euros. "Una extrañísima cifra ya que sería un mercado más grande que el de UK", recuerda el psicólogo.

Comparación con otros mercados

De esta manera, González Tardón iguala la población de Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Italia, Alemania y Holanda a la de España. Si estos países tuviesen una población como la de nuestro país, su volumen de venta de videojuegos sería menor. Además, González Tardón explica que el PIB y el número de videojuegos también son factores importantes y equipara estos datos al nivel de España.

En una situación de igualdad, el estudio publicado en la Asesoría online sobre videojuegos asegura que España superaría a potencias como Estados Unidos, Francia y Holanda, y estaría cerca de los líderes del videojuego mundiales, Reino Unido y Alemania. La Asesoría Online sobre Videojuegos ha confeccionado un gráfico que representa sus conclusiones.

La industria nacional factura 1.120 millones de euros. Con la misma población y PIB, Estados Unidos obtendría 573,8 millones de euros, Francia 896,6 millones de euros y Holanda 939 millones de euros. El líder sería Alemania que conseguiría un volumen de 1.407 millones, por encima del resultado español pero más próximo de lo que las cifras de la Coalición de Creadores e Industrias Culturales estiman actualmente.

La conclusión del estudio de Carlos González Tardón es clara: "El mercado es bueno y goza de una salud envidiable si lo comparamos con muchos otros 'de referencia'". El psicólogo entiende que el consumo de un 66 por ciento de piratería es elevado, pero la situación real de gasto en el mercado español, en condiciones de igualdad, es superior a la media.