Rubalcaba defiende la nota sobre el caso Manzano que se demostró falsa

Ketty Garat

El vicepresidente asegura que "la nota de la Policía es cierta de la primera a la última línea". El comunicado tenía el sello de Interior.

KETTY GARAT / Olivia Moya | 2011-03-18

El vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubacaba, ha reaparecido en la sala de prensa de la Moncloa. Allí ha tenido que responder a la pregunta de Libertad Digital sobre la mentira descubierta cuando, en un comunicado de Interior, calificó de "rotundamente falsa" la información del diario El Mundo.

El diario de Pedro J. publicó que la juez que instruye la querella interpuesta por la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M contra el que fuera jefe de los Tedax durante la masacre y su subordinada, la perito químico de su Unidad, había dado un ultimátum a su Departamento para que un plazo de diez días le hiciera llegar el listado con los artificieros que se ocuparon de trasladar los restos de las explosiones hasta la Unidad Central. Y es que era algo que la magistrada Coro Cillán ya había solicitado hacía un año. Y nada.

El mismo día que esa información salía a la luz, el viernes 4 de marzo, la Dirección General de la Policía Nacional hacía pública una nota, que publicaba también en la web del Ministerio, en la que desmentía tajantemente la noticia firmada por Manuel Marraco. Pues bien, un día después, el rotativo sacaba los colores a Rubalcaba publicando la providencia de la juez.

 

La portada de El Mundo con la providencia de la juez, que desmiente a Interior.

"Hay una nota de la Policía cierta, cierta de la primera a la última línea, cierta. Y a ella me remito, que es de la Policía Española", decía molesto Rubalcaba. "Pero yo le pregunto por el comunicado de Interior", le repreguntaba este diario. "A la nota, la nota de la Policía, cierta. Una nota que se publicó el viernes pasado no, el anterior, cierta, de la primera a la última línea".

Y sí, la nota era de la Dirección General de la Policía Nacional, pero dependiente del Ministerio, obviamente, y con su visto bueno y publicada en su web. De hecho, el requerimiento de la juez era a Interior.

Días después de este escándalo, el Ministerio del Interior facilitaba un listado de 48 Tedax, que fueron llamados a declarar entre el viernes y lunes pasado. Finalmente comparecieron ante la juez 47 artificieros, ya que uno había fallecido.

Aunque Rubalcaba no incluyó a todos los tedax solicitados. Ha ocultado, al menos, a uno de ellos, o eso es lo que se desprendió de las declaraciones de este lunes, las últimas que estaban previstas hasta ahora en la causa judicial abierta en 2009 a raíz de la querella que la Asociación de Ayuda a la Víctimas del 11-M presentó contra el ex-jefe del operativo Juan Jesús Sánchez Manzano y la perito de los Tedax por omisión del deber de perseguir delitos, encubrimiento por ocultación de pruebas y de falso testimonio. 

La causa, a la que se ha sumado el SUP una vez que la juez diera el visto bueno, sigue abierta. El abogado de la Asociación presidida por Ángeles Domínguez indicó que pedirán nuevas periciales a la juez de instrucción.