Rosa Aguilar aparecía en grabaciones de Malaya eliminadas del sumario

Pedro de Tena

Aguilar era la alcaldesa de Córdoba cuando el constructor cordobés, Rafael Gómez, más conocido como Sandokán, se hizo millonario con el ladrillo. Con ella a la cabeza del Ayuntamiento se aprobó el primer plan especial de la carretera de Palma del Río, donde hoy se levantan las naves del constructor.

PEDRO DE TENA/ANTONIO BARREDA | 2010-10-22

Dicho plan fue rechazado de plano por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía en 2008.

Debido a esa amistad, la nueva ministra de Medio Ambiente aparece vinculada al constructor cordobés imputado en el caso Malaya, aunque posteriormente estas referencias fueran eliminadas del sumario.

Del auto de procesamiento de la Operación Malaya se deduce que el empresario cordobés Rafael Gómez, Sandokán, tenía por costumbre firmar acuerdos urbanísticos previo pago de su importe.

Así podemos leer en el auto: "Rafael Gómez Sánchez, conocido por Sandokan, habría pagado un total de 600.000 euros por el convenio que permitía realizar las obras para utilizar como oficinas con acceso al paseo marítimo los sótanos del edificio Mare Nostrum en Marbella y no paralizar las obras pese a las denuncias de disciplina urbanística."

El diputado en las listas del PSOE por Córdoba, Francisco Garrido, dijo una vez en 2006: "Después de las últimas actuaciones auspiciadas por Rosa Aguilar, parece que quien verdaderamente gobierna en Córdoba es la empresa Arenal 2000", propiedad del constructor Sandokán. De todos es sabido la bronca organizada entre la nueva Ministra, cuando era alcaldesa, y la Junta de Andalucía por la legalización de esas naves de Sandokán a las que se oponía el PSOE. El tema está aun por aclarar.

Operación Malaya

Por lo que se sabe, las conversaciones sobre Rosa Aguilar que aparecían en el sumario de la Operación Malaya, han sido eliminadas de las actuaciones judiciales.

Lo explica hoy el diario digital Extra Confidencial. Al parecer, fueron varias las conversaciones entre Rosa Aguilar y Sandokán –cuyo teléfono estaba pinchado- interceptadas por la UDYCO en el marco de la operación Malaya. Este constructor fue uno de lo que destapó en su momento toda la trama de corrupción en Marbella, al no lograr de Juan Antonio Roca, uno de los implicados, todo lo que le habían prometido. Finalmente, estas conversaciones entre Rosa Aguilar y Sandokán no se incorporaron al sumario. Como explica el Extra Confidencial "entre esas conversaciones eliminadas del procedimiento judicial del caso Malaya figuran, según fuentes policiales de toda solvencia, algunas en las que se hace mención a las íntimas amigas de Rosa Aguilar y a varios pisos propiedad de este constructor cordobés".

Las denuncias del PSOE

Las "buenas relaciones" de Sandokán con Izquierda Unida y con la alcaldesa de Córdoba, Rosa Aguilar fueron denunciadas por el diputado Garrido, utilizando expresiones como "consenso siciliano", "un trato de favor", "marxistas-ladrillistas", "estómagos agradecidos", "fiebre malaya" y "Córdoba está tocada por el mismo cáncer que asola la costa andaluza con un urbanismo especulativo".

Izquierda Unida, respondió, según publicó El Mundo en un artículo de 2007, con la máxima dureza: "Si alguien tiene algo que callar, es el PSOE, no Izquierda Unida", dando a entender que existía un dossier que podía ver la luz sobre los desmanes urbanísticos del PSOE en esta ciudad y conminándoles a explicar porqué la sede del PSOE en Córdoba se construyó sin licencia de obras ni proyecto.

Hace unos meses y tras casi un lustro de desavenencias, contó El País que la Junta y el Ayuntamiento de Córdoba, en manos de IU, "habían logrado un acercamiento que prácticamente amnistía a las naves levantadas ilegalmente por Arenal 2000 (...). El plan especial de la carretera de Palma del Río -redactado ahora por la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU), después de que el TSJA tumbase el presentado por Arenal- prevé que la empresa mantenga en pie 25.000 de los 40.000 metros cuadrados de estas estructuras. Es decir, el plan, aprobado provisionalmente, regularizará el 62,5% de las naves. De esta manera, el 37,5% (unos 15.000 metros cuadrados) deberá ser derribado por la empresa."

Y añadía el diario de Prisa : "Por otro lado, a nadie se le escapa el hecho de que la anterior alcaldesa de Córdoba, Rosa Aguilar, bajo cuyo mandato (IU) se desarrolló el enfrentamiento a cara de perro entre la Junta y el Ayuntamiento por las naves, es ahora la consejera de Vivienda en el Gobierno de José Antonio Griñán (PSOE). IU y PP defendieron durante años el plan elaborado de Arenal para la carretera de Palma del Río, que regularizaba las naves. Mientras, el PSOE y la Junta se opusieron a esta salida por provenir de la iniciativa privada."

Meses después, el mismo diario apuntillaba el 14 de septiembre de 2010 : "La legalización de más de la mitad de las naves que construyó irregularmente en Córdoba la empresa Arenal 2000, propiedad del constructor Rafael Gómez, conocido como Sandokán, sigue adelante con el apoyo del Ayuntamiento de Córdoba, las puntualizaciones de la Consejería de Obras Públicas y el aval de la propia consejera y ex alcaldesa de Córdoba, Rosa Aguilar (...) Pero mientras la Delegación de Obras Públicas cuestiona el plan municipal, la consejera [Aguilar] lo avala".

La ex alcaldesa Rosa Aguilar (IU), visto el fulgurante ascenso del inicialmente joyero Sandokán, apeló no pocas veces a su generosidad, por ejemplo, para que acudiera al salvamento del Córdoba Fútbol Club. Con la invitación debajo del brazo, Sandokán se convirtió en máximo accionista y presidente del equipo. Dicen que soñaba con pisar el Santiago Bernabéu. Eso sí, la plataforma Ecologistas en Acción, le condecoró con el Premio Atila, junto a la alcaldesa y al presidente de la Gerencia Regional de Urbanismo, "por dedicar desinteresadamente tiempo y trabajo a destruir el medioambiente".