Los distribuidores responden a la Generalidad: dejarán de doblar películas al catalán

La ley del Cine catalana aprobada este miércoles ha vuelto a poner en pie de guerra al sector. La Federación de Distribuidores Cinematográficos romperá un pacto “no escrito” con la Generalidad por el que doblaba al catalán cada año una treintena de películas.

efe | 2010-07-01

El presidente de Fedicine, Luis Hernández de Carlos, acompañado por, entre otros, el presidente del Gremios de Empresarios de Cine de Cataluña, Camilo Tarrazón, se ha mostrado totalmente contrario a la nueva legislación y ha mantenido que "dinamita el acuerdo que actualmente regía entre la Generalidad y Fedicine".

En este sentido, en una larga rueda de prensa, ha explicado que hace once años llegó a un acuerdo "de caballeros" con el entonces consejero de Cultura, Jordi Vilajoana, de CiU, para doblar algunos filmes al catalán, de carácter familiar, con el apoyo de las grandes distribuidoras norteamericanas.

El gobierno catalán, a través de la dirección de Política Lingüística, se hacía cargo del coste del doblaje y de la tirada de las copias -entre doce y dieciséis- de esta treintena de películas, como las de la saga de "Harry Potter".

A raíz de esta decisión, algunas películas que ya estaba previsto que fueran dobladas al catalán a lo largo de este año no lo estarán finalmente.

El efecto de esa decisión podría hacerse visible a principios de 2011, que es cuando está previsto que entre en vigor la ley aprobada este miércoles, en la que se establece que el 50 por ciento de las películas extranjeras que se exhiban en Cataluña estén dobladas o subtituladas en catalán.