El PP, incapaz de robarle votos al PSOE tras el tijeretazo

Domingo de encuestas en la prensa. El tijeretazo anunciado por Zapatero pasa factuara al PSOE y favorece al PP, que según Metroscopia ganaría las elecciones con una diferencia de 9,1 puntos. En intención de voto el tijeretazo empuja levemente al PP, pero hunde al PSOE.

LIBERTAD DIGITAL/EFE | 2010-05-16

El PP aventaja en 9,1 puntos al PSOE en intención de voto después de que el presidente del Gobierno anunciara el tijeretazo sobre el gasto público en salarios de funcionario. Llamativo también resulta que la verdadera brecha entre ambos partidos  la abre (tanto en intención de voto, como en intención directa de voto) la caída del Partido Socialista. Cae un 3,8% (en el caso de la intención de voto) y un 3,6% (en el caso de la intención directa de voto), mientras que el PP sólo gana un 1,1% en el primer caso y un 1,6% en el segundo. Es decir, que el PP no es capaz de captar el descontento socialista por le tijeretazo.

De acuerdo con un sondeo de Metroscopia para El País, el partido que lidera Mariano Rajoy se impondría en las elecciones con un 42,8%, mientras que los socialistas obtendrían un 33,7%. El resultado de los socialistas, cuatro puntos inferior al anterior sondeo, es incluso más bajo que el obtenido por Joaquín Almunia en marzo del 2000.

Esta encuesta, que se realizó el pasado 13 de mayo, un día después de que Zapatero hiciera público su plan de recorte del déficit, también refleja que el PP obtendría un 28,2 por ciento de los sufragios si se celebrasen mañana elecciones generales y el PSOE, en cambio, tendría un 21,8 por ciento.

No obstante, el PSOE tiene todavía margen para mejorar, expone El País. Esto se debe a que mientras el 94% de los electores del PP está movilizado y dice que irá a votar, ese porcentaje baja al 84% en el caso del PSOE. Es decir, hay un 15% de potenciales votantes socialistas a los que el partido debe movilizar.

El PP conserva, pues, la contradicción de ver como aumenta su ventaja mientras la valoración de su líder sigue desplomándose. De la gestión de las medidas de recorte Rajoy tiene aún peor valoración el líder de la oposición que Zapatero, que fue quien en realidad las anunció (3,7 contra 3,6, según publica El País). Es posible que la explicación esté en que el 68% asegura que el PP debe apoyar las medidas de Zapatero.

Según el último sondeo de intención directa de voto, que realizó el CIS en abril, el PSOE recortaría a 1,5 puntos la ventaja que le saca el PP, partido que ganaría las elecciones, y el PSOE obtendría el 24,5 por ciento de los votos y el PP, el 22,8.

Respecto al plan de recorte del Gobierno, un 46 por ciento lo desaprueba y un 34 por ciento lo respalda. Además un 74 por ciento considera que no son suficientes las medidas previstas y sólo un 16 por ciento cree lo contrario.

La encuesta refleja también la valoración de la actuación de Zapatero y Rajoy en relación con este plan, de manera que el presidente del Gobierno logra 3,7 puntos en una escala de cero a diez, mientras que el líder de la oposición se posiciona con un 3,6.

Sobre algunas medidas en concreto, como la bajada media de un cinco por ciento del sueldo de los funcionarios, los encuestados lo respaldan mayoritariamente (un 58%).

La congelación de las pensiones es rechazada por un 66 por ciento de los entrevistados, así como la decisión de reducir la jubilación parcial (62%).

Otras medidas de carácter social como el recorte de 600 millones de euros a la ayuda oficial al desarrollo son desaprobadas por un 53 por ciento y la eliminación del cheque-bebé a partir del próximo año también cuenta con la oposición de un 49 por ciento.

Una medida como el aumento de los impuestos para las rentas más altas es bien vista por un 75 por ciento de los encuestados. Un 68 por ciento de los ciudadanos es partidario de que el PP apoye el plan de ajuste del Gobierno para salir de la crisis.