Garzón se despidió de la toga echando una mano a Usabiaga

Según ha desvelado en exclusiva Luis del Pino en Sin complejos, antes de recibir la llamada del CGPJ y abandonar su despacho en la AN, Garzón tuvo tiempo de rechazar un recurso contra la excarcelación del batasuno Usabiaga que él mismo dictó el 26 de abril.

LIBERTAD DIGITAL | 2010-05-15

Según ha desvelado en exclusiva Luis del Pino en Sin complejos de esRadio, el suspendido Baltasar Garzón aún tuvo tiempo de hacer de las suyas antes de dejar su despacho de la Audiencia Nacional.

Tal y como ha desvelado Del Pino en su programa matinal en esRadio, Baltasar Garzón tuvo tiempo de desestimar un recurso interpuesto por la asociación Voces contra el terrorismo y la Fiscalía contra la excarcelación del dirigente batasuno Díez Usabiaga.

Fue precisamente Baltasar Garzón quien decidió la puesta en libertad provisional de Díez Usabiaga el pasado 26 de abril, argumentando que el líder batasuno tenía que atender a su madre supuestamente enferma y en situación de dependencia. La prensa evidenció que ni la madre de Usabiaga estaba impedida ni sufría falta de atención. Algo que obligó al juez a ordenar la investigación sobre la verdadera situación de la madre del proetarra. Eso sí, diez días después de decidir su puesta en libertad.

Y todo pese a que, tal y como publica este sábado el diario La Gaceta, el líder proetarra incumple las condiciones de su libertad provisional. Entre las obligaciones que le impuso Garzón, está la de dar cuenta a la Policía cada quince días de de los cuidados que procura a su madre. Según se ha podido constatar, no la ha visitado en al menos 10 días, por lo que no ha podido dar parte del estado de su madre ni tampoco de los cuidados que no ha ido a procurarle.

El auto de excarcelación dictado por Garzón se exponía que el incumplimiento de las obligaciones impuestas "podría suponer la revocación de la medida".