Nieves Álvarez: "Los italianos se ríen de Berlusconi, pero dicen que lo nuestro es peor"

La Gaceta entrevista a la eterna musa de Yves Saint Laurent. La crisis ha tocado también a la pasarela, explica la modelo, porque "se pierde mucho tiempo y dinero en tonterías". Ironiza con que "nos venden que la crisis va a pasar en ¿tres meses?", y defiende la Fiesta taurina.

LIBERTAD DIGITAL | 2010-04-18

"Tengo muchos amigos extranjeros y ahora no se nos ve tan bien", dice Álvarez en la entrevista. La top española compara Cibeles con Milán, o porque no, Zapatero con Berlusconi:  "El otro día estábamos con unos italianos y se reían de Berlusconi, pero le decían: ¡Lo vuestro es muchísimo peor!", cuenta al diario La Gaceta.

Repite que se pierde mucho el tiempo en tonterías en "una situación económica tremenda". Por ejemplo, Iniciativas como las de la ministra Aído de estudiar feminismo en las universidades o los problemas en torno a los nacionalismos: "La diversidad es buena, pero me preocupa que mi hijo no hable inglés, y que en países como Alemania el taxista lo hable perfectamente", añade.

"Nos ocupamos de demasiadas tonterías y rivalidades políticas cuando lo que deberíamos hacer es sacar adelante este país, que está en una situación económica tremenda. Nos quieren vender que la crisis va a pasar dentro de ¿tres meses?". "¿Cuántas veces lo hemos escuchado?", se pregunta la modelo.

Sus fotos vestida de torero en la portada de una conocida revista la han convertido, sin darse cuenta, en "capitana de los taurinos". Explica que desde pequeña ya corría en encierros de las vaquillas, y a pesar  de no ser una experta, disfruta viendo torear a algunos de sus amigos cómo Enrique Ponce o el Litri.

Orgullosa de la fiesta taurina, asegura que en el resto del mundo "se nos conoce por la fiesta", es parte de nuestra identidad, asegura, y "no tenemos que avergonzarnos de ello" añade la modelo.

Preguntada por la pasarela Cibeles cree que nos falta mucho para dar el salto internacional: "hace falta una pasarela competente y única", como ocurre en Italia o Francia. Se acuerda de todos aquellos diseñadores y amigos como Amaya Arzuga o David Delfín, obligados a cruzar la frontera para poder crecer.

Confiesa a La Gaceta que le apetece estudiar Periodismo, y a pesar de que ya participa en varias publicaciones, quiere "empezar de cero". Termina las entrevista con una pequeña práctica: "¿Dos políticas españolas que le gusten cómo visten?"Soraya Sáenz de Samtamaría y Elena Salgado, cada una en su estilo, van fantásticas", concluye la modelo.