En Venezuela "estamos entrando en un período oscuro"

Dos asociaciones internacionales han mostrado su preocupación por la detención en Venezuela del presidente de Globovisión, Guillermo Zuloaga, y el ex gobernador Álvarez Paz. Ambos cometieron un "delito de opinión".

EUROPA PRESS | 2010-03-29

Las ONG Human Rights Watch (HRW) y Reporteros Sin Fronteras (RSF) creen que el copamiento político total de Chávez en el Congreso y en el Tribunal, hace pensar que las violaciones a la libertad de expresión se van a agravar.

En Venezuela, si opinas "atente a las consecuencias", declaró el hijo de Zuloaga recientemente. Opinar a ojos del Presidente Chávez es sinónimo de delinquir, conspirar o difamar, e incluso "ofender al jefe del Estado".

Oswaldo Álvarez Paz, ex gobernador del estado Zulia fue encarcelado el pasado 22 de marzo por unas declaraciones efectuadas en televisión contra Chávez, y se expone ahora a una condena de dos a dieciséis años de prisión.

Acusado de "instigación pública a delinquir", de "conspiración" y de "difusión de información falsa", el presidente de Globovisión, Guillermo Zuloaga, fue arrestado y puesto en libertad provisional sin poder salir del país, por haber dicho públicamente que la libertad de expresión no existe en Venezuela.

Ahora se enfrenta a una condena de entre seis a 30 meses de prisión por "ofensa al jefe de Estado" y de dos a cinco años por "causar pánico en la colectividad por medio de informaciones falsas difundidas por la prensa".

Desde la asociación de Reporteros sin Fronteras se preguntan después de todo, ¿qué se puede decir acerca del país y de su presidente? Igualmente, el director para el continente americano de HRW, José Miguel Vivanco, cree que a partir de ahora las leyes draconianas de Chávez van a ir a más.