Los políticos ensalzan a un novelista que huyó de los homenajes

Independiente y de "humanidad profunda", en palabras de Amorós, ha habido quien ha intentado llevarle a su terreno, como la ministra Sinde.

LD/Agencias | 2010-03-12

El escritor falleció este viernes a las 7 de la mañana y desde esa hora las reacciones se han sucedido en la clase política y cultural. Desde las lágrimas de Soraya Sáenz de Santamaría al telegrama de Zapatero, los más destacados políticos han querido dar su opinión de un autor que, en palabras de su hijo Adolfo Delibes, era "humilde de verdad".

En Valladolid se instaló esta tarde la capilla ardiente, donde numerosas personalidades y autoridades han mostrado su condolencia por el fallecimiento del novelista, también a través de los abundantes ramos y coronas de flores, entre ellos uno con la firma de "Pacífico Pérez", personaje central de la novela "Las guerras de nuestros antepasados" y que, en diferentes épocas, llevaron a la escena los actores José Sacristán y Manuel Galiana. Por ella han pasado, además, más de 12000 personas, prueba de la cercanía que logró el escritor con su público.

"Es el testimonio del reconocimiento que el ciudadano de a pie tenía por un personaje que era serio pero que en la distancia corta era tierno y cercano", ha explicado a los periodistas el alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva después de que se anunciara que se mantendría abierta unas horas más.

El administrador de la Archidiócesis de Valladolid, Félix López Zarzuelo, celebrará el funeral este sábado, al que asistirá en representación del Gobierno María Teresa Fernández de la Vega, y la incineración de los restos mortales tendrá lugar después en la más estricta intimidad familiar, según fuentes municipales.

En un día de duelo para las letras españolas, irrumpió en escena la ministra de Cultura. A pesar de que fue siempre un escritor independiente, Ángeles González-Sinde trató de llevarse a su terreno al novelista. De él, destacó que era uno de los "autores de referencia, de cabecera" de José Luis Rodríguez Zapatero, "mucho más tratándose de un castellano-leonés. Tiene la misma comunidad autónoma de origen del presidente". También afirmó que todos los ministros le habían leído.

El aludido, el presidente no hizo ninguna declaración y se limitó a enviar un telegrama de condolencias a su familia. Más afectada se mostró Soraya Saéz de Santamaría que, entre lágrimas, dijo: "Hoy a los vallisoletanos se nos ha muerto un poco el alma". Mientras, el presidente del PP, Mariano Rajoy, apuntó que "es el gran escritor de lengua castellana, del campo y de la gente, creador de una gran cantera de periodistas".

Los Reyes también han enviado un telegrama a su familia en el que señalan que siempre recordarán a Miguel Delibes por la "amistad invariable" y el "afecto sincero" con que les distinguió, cuya "incansable tarea" le granjeó "la admiración y el cariño de todos".

"En estos momentos de dolor, nos sentimos muy cercanos a toda la familia, a la que trasladamos todo nuestro cariño y estima", concluye el mensaje de condolencias enviado por Don Juan Carlos y Doña Sofía. También los Príncipes de Asturias han remitido un telegrama de pésame.

Las cenizas de Miguel Delibes serán depositadas en el Panteón de Vallisoletanos Ilustres del Cementerio del Carmen de Valladolid, una vez que su cuerpo sea incinerado.

Para conjugar los deseos del escritor de descansar junto a su esposa, Ángeles de Castro, con los del Ayuntamiento de Valladolid de que esté en el Panteón de Vallisoletanos Ilustres, el cuerpo de Delibes será incinerado y los restos de su esposa serán trasladados a este emplazamiento, donde reposan figuras como los escritores José Zorrilla y Rosa Chacel o el bailarín Vicente Escudero.

La Comunidad de Castilla y León permanecerá hasta el próximo domingo de luto oficial por la muerte del escritor y académico. Así lo ha confirmado este viernes por la mañana el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera. Herrera ha confirmado también que entre los actos de homenaje que se sucederán en los próximos días figura la colocación en el parlamento autonómico de un retrato del literato, obra del pintor Álvaro Delgado, que ha sido adquirido por las Cortes de Castilla y León y que ha llegado a Valladolid esta misma semana.

Mientras, el Ayuntamiento de Valladolid ha afirmado en una Declaración Institucional que el fallecimiento del escritor y vecino Miguel Delibes ha producido en la ciudad un sentimiento de "orfandad" y de "desamparo". La Declaración ha sido aprobada en un Pleno Extraordinario de la Corporación Local al que han estado presentes seis de los siete hijos de Delibes -sólo falta Juan que viaja desde Panamá- y varios nietos del escritor.