España, optimista ante su debut en el Europeo de balonmano

El seleccionador español de balonmano, Valero Rivera, no ha podido ocultar el optimismo con el que afronta el Campeonato de Europa que arrancará este martes en Austria, aunque ha advertido de la dificultad de vencer en el debut a un rival como la República Checa.

Efe | 2010-01-18

"Por la forma en la que ha trabajado el equipo tanto dentro como fuera de la pista la sensaciones son buenas. Estoy muy contento y agradecido por cómo han trabajado. Vamos a esperar a mañana al partido, pero llegamos con toda la ilusión", ha señalado Rivera.

En este sentido, el preparador nacional resta importancia a las dudas que ha generado el conjunto español durante la fase de preparación, especialmente en defensa. "En el tema de la defensa 6-0 ha habido partidos mejores que otros, pero en general hemos estado a un buen nivel", añadía Rivera, que se muestra más preocupado por los problemas en el repliegue defensivo ante la velocidad del conjunto checo.

Y es que, como destacó Valero Rivera, el equipo checo cuenta entre sus mejores armas con un veloz contragolpe, aunque, sin duda, el mayor peligro de la República Checa recae en el poderoso brazo del lateral del Kiel alemán Filip Jicha. "Es un equipo muy duro y muy difícil, que además cuenta con un gran jugador como es Jicha. Tienen una defensa 6-0 muy agresiva, con cuatro jugadores de dos metros en el centro, y extremos rapidísimos como Jan Filip, que junto con Jicha asegura una media de goles altísima", comentaba el técnico.

Precisamente, para tratar de frenar al cañonero checo, Valero Rivera no descarta la posibilidad de utilizar una defensa individual sobre el lateral. "Claro que lo hemos pensado y que lo hemos ensayado", indicaba Valero Rivera, que no quiere desvelar ninguna de sus cartas antes del inicio del encuentro.