Human Rights Watch culpa también a España de la situación de Haidar

La organización Human Rights Watch ha exigido el regreso de la activista saharaui Aminatu Haidar y ha acusado de complicidad a España.

Libertad Digital | 2009-11-20

Aminetu Haidar, activista saharaui, fue expulsada por Marruecos cuando intentaba regresar al Sahara occidental. La mujer volvió a Lanzarote, donde pudo entrar pese a no tener pasaporte, lo que la llevó a denunciar la actuación de las autoridades españolas. En la misma línea se ha pronunciado la organización Human Rights Watch, según informa Efe.

"Marruecos no puede desnaturalizar sumariamente y deportar a sus propios ciudadanos por la forma en que éstos rellenan los impresos de entrada en el aeropuerto", dijo Sarah Leah Whitson, directora de HRW para Oriente Medio y Norte de África, en un comunicado difundido la pasada noche.

"Deben permitir a Haidar regresar a su hogar y dejar de acosarla por su defensa pacífica de la autodeterminación saharaui", agregó Whitson. Marruecos alega para no dejarla entrar que Haidar había incumplido las formalidades policiales al rellenar como "Sahara Occidental" su nacionalidad.

HRW enmarcó este suceso en "un momento de represión creciente por Marruecos del activismo pacífico que llevan a cabo los defensores de la autodeterminación del Sahara Occidental". También acusó a España de participar en la responsabilidad por esta situación, ya que "ha admitido a Haidar en su territorio aunque llegó contra su voluntad y sin pasaporte" y porque "el Ministerio español de Exteriores ha dicho que no puede dejar el país sin su pasaporte".

Por todo ello, HRW invoca el artículo 12 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (ICCPR), del que Marruecos es firmante, que dice que "todas las personas deben ser libres para dejar cualquier país, incluido el suyo. Nadie deberá ser desprovisto arbitrariamente del derecho de entrar en su propio país".

El organismo asegura que España es consciente del modo arbitrario en que las autoridades marroquíes confiscaron los documentos a Haidar, por lo que debería permitirle embarcar en un vuelo con destino a El Aaiún.

Mientras la situación de Haidar sigue sin solucionarse, las personas que pidieron su vuelta al Sahara el pasado miércoles en una manifestación fueron reprimidas por la Policía marroquí. Según el Servicio de Comunicación saharaui en Canarias, agentes marroquíes cargaron "violentamente" contra los manifestantes, que pedían, entre otras cosas, la liberación de la activista retenida en Lanzarote y la libertad de los presos políticos en Marruecos.

Según la misma fuente, la manifestación se estaba desarrollando de forma pacífica y fruto de la "violenta carga policial" se registraron “numerosos heridos".