Chaves reciclará los carteles para publicitar su nuevo Plan E

Manuel Llamas

El nuevo Plan E para 2010, dotado con 5.000 millones de euros, financiará obras públicas municipales de todo tipo bajo el título de "sostenibilidad", con el fin de generar empleo. Según el Real Decreto, los ayuntamientos tendrán que reutilizar los carteles del Plan E usados en 2009.

M. Llamas / L. Ramírez | 2009-10-27

El Plan E de inversión local renace en 2010 bajo el nombre de "Fondo Estatal para el empleo y la sostenibilidad local-Gobierno de España". El nuevo Plan E destinará 5.000 millones de euros en gasto público para financiar proyectos municipales el próximo año con el fin de generar empleo.

El nuevo fondo sustituye al plan de inversión municipal de 8.000 millones de euros aplicado en 2009, y que ha servido para financiar proyectos tan extravagantes como spas rurales, pistas de pádel, boleras municipales, parques de patinaje y hasta el cambio de los sistemas de aire acondicionado en varios ayuntamientos. Todo ello aderezado con carteles obligatorios que, en muchos casos, tenían un coste superior a las obras, tal y como avanzó Libertad Digital.

El nuevo plan de inversión local para 2010, dirigido por el ministro de Política Territorial, Manuel Chaves, contempla otros 5.000 millones de euros adicionales para la realización de "proyectos de desarrollo sostenible en los municipios". Y, al igual que el anterior, también contará con grandes carteles para publicitar las obras financiadas por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, sólo que en este caso se reutilizarán los carteles ya existentes. Eso sí, cambiándoles el nombre.

Así, según el Real Decreto, publicado este martes por el Boletín Oficial del Estado (BOE), "en los proyectos de obras financiados con cargo al Fondo [...] deberá hacerse constar, en lugar visible, la leyenda Fondo Estatal para el empleo y la sostenibilidad local-Gobierno de España".

Para ello, "se reutilizarán los carteles anunciadores de las obras realizadas durante el ejercicio 2009 con cargo al Fondo Estatal de Inversión Local aprobado por el Real Decreto-Ley 9/2008, de 28 de noviembre, con las modificaciones que resulten precisas. A tal fin los Ayuntamientos facilitarán a las empresas contratistas los mencionados carteles".

"Asimismo, en todas las actividades de difusión que realicen los Ayuntamientos en relación con las inversiones o actuaciones financiadas con el presente fondo, deberá constar la leyenda señalada en el párrafo primero de esta disposición adicional".

De este modo, el nuevo Plan E de Chaves reciclará los carteles ya existentes para anunciar la ejecución de obras municipales. Al igual que sucede ahora con el Fondo de Inversión Local (de 8.000 millones de euros en 2009), los ayuntamientos deberán velar por la instalación de un cartel con un tamaño mínimo de 1,5 metros de largo y 1 metro de alto, ubicado en un lugar visible desde el inicio hasta, al menos, la finalización de la obra que se financie con cargo al nuevo Fondo de Sostenibilidad (5.000 millones para 2010).

El plan servirá para financiar obras de todo tipo

El Real Decreto recoge que los ayuntamientos podrán destinarán el dinero "a la promoción de la actividad económica, la iniciativa emprendedora y la innovación, como parques empresariales, parques científicos y tecnológicos, centros de conocimiento y viveros de empresa, así como su dotación de infraestructuras para el despliegue y acceso a las redes de telecomunicación de nueva generación".

También servirá para crear, equipar y desarrollar "infraestructuras tecnológicas y de innovación", "mejorar el acceso a las redes e infraestructuras de las tecnologías de la información y de las telecomunicaciones fijas y móviles, y a su utilización". Entre otras actuaciones, el fondo contempla obras "destinadas a impulsar el ahorro y la eficiencia energética, así como la accesibilidad y utilización de energías renovables".

El Gobierno también financiará proyectos para "promover la movilidad sostenible urbana y reforzar los modos de transporte menos contaminante", así como "impulsar el ahorro y la eficiencia en la gestión de los recursos hídricos" -desde redes de abastecimiento de agua potable a domicilio, saneamiento e infraestructuras de depuración de aguas residuales-.

Obras destinadas a la "recuperación y conservación de áreas naturales y masas forestales; prevención y detección de incendios y la limpieza y conservación de las masas forestales, zonas de especial relevancia natural y bosques de ribera; construcción, adecuación, rehabilitación o mejora de centros educativos; adecuación, rehabilitación o mejora de edificios de propiedad municipal para la atención a personas en situación de dependencia y centros de servicios sociales, sanitarios, culturales y deportivos; protección y conservación del patrimonio histórico y paisajístico municipal, y ptoyectos de modernización tecnológica".

Es decir, 5.000 millones para financiar desde la creación de carriles bici hasta la compra de ordenadores y la instalación de ADSL en los consistorios.

El Gobierno financiará gastos corrientes municipales

Por si ello fuera poco, el nuevo Fondo Estatal servirá para financiar los "gastos corrientes que ocasione la prestación de servicios educativos, así como otros servicios sociales de competencia municipal, especialmente los gastos derivados de la gestión de los servicios de atención a las personas en situación de dependencia", según el Real Decreto.

En este caso, el Gobierno financiará este tipo de gastos corrientes hasta un importe máximo del 20% del fondo destinado al ayuntamiento. "Se entiende por este tipo de gastos los relativos a educación, servicios de atención a las personas en situación de dependencia, los derivados de las prestaciones de servicios sociales y de promoción y reinserción social".

Es decir, los 5.000 millones de euros extra para 2010 no servirán sólo para acometer todo tipo de obras públicas municipales sino también para costear parte de los gastos corrientes derivados de los servicios públicos que efectúa la administración local. Y todo ello, bajo la excusa de mantener y generar empleo, pese al fracaso y las trampas del Plan E vigente en 2009.