Francia impone la fiscalidad verde con una nueva "tasa de carbono"

El primer ministro francés, François Fillon, adelantó el domingo algunos detalles de las modalidades de aplicación de la controvertida "tasa de carbono", que la próxima semana presentará el presidente, Nicolas Sarkozy.

Efe | 2009-09-07

El objetivo que se pretende con esta iniciativa es "tasar más la polución y menos los ingresos, el trabajo y las inversiones", dijo Fillon en el discurso que el domingo ofreció en el Campus de verano de las juventudes del gubernamental UMP en la localidad de Seignosse, en Las Landas.

Será una tasa "equitativa" que no se aplicará a la electricidad y que se pondrá en marcha de forma progresiva, tomando como base de partida el precio actual de la tonelada de dióxido de carbono, según el primer ministro, quien hace días ya dijo que gravará con 14 euros la emisión de cada tonelada de CO2.

Fillon hizo un llamamiento para poner fin a los "rumores" y "especulaciones" surgidos en torno a esta iniciativa, muy criticada por la oposición, y recordó que el presidente Sarkozy despejará todas las dudas en los próximos días.

"Junto al presidente de la República, estamos construyendo una fiscalidad verde a escala nacional", agregó el primer ministro, antes de rechazar las especulaciones de quienes argumentan que Sarkozy le ha desautorizado y ha decidido tomar las riendas en torno a esta cuestión.

El presidente francés ya dijo esta semana que Francia "dará ejemplo" con la imposición de este nuevo dispositivo fiscal por el que se pagará por el consumo de productos causantes de emisiones contaminantes de CO2.