Rajoy evoca el "cordón sanitario" y lo compara con las "detenciones televisadas"

En una larga intervención desde Pontevedra, Mariano Rajoy no ha mencionado el asunto de las supuestas escuchas ilegales a miembros del Partido Popular y ha pasado de puntillas sobre los asuntos judiciales que se ciernen sobre el PP.

Libertad Digital | 2009-08-29

"Hace un tiempo se inventaron el cordón sanitario, pero fracasaron –dice Rajoy–. Ahora se trata de asustarnos con detenciones televisadas y procesos que de momento acaban en nada", en relación con el caso Gürtel.

También Rajoy ha prometido, si llega a ser presidente del Gobierno, que no tendrá nunca "una vicepresidenta que ordene a la Fiscalía desde América que persiga a sus adversarios políticos". Y es que a principios de agosto, cuando la justicia sobreseyó la causa contra Camps, De la Vega anunció desde Costa Rica que la Fiscalía General de Estado, recurriría esta decisión.

El líder del PP tampoco tendrá un Fiscal General que "actúe bajo la ley del embudo", y trate de distinta manera a los ciudadanos dependiendo cuál sea su filiación política, dice Rajoy. También prescindirá de una "Policía Judicial que sea noticia" por protagonizar cacerías con jueces, por realizar "detenciones televisadas" a cargos del PP Balear.

También ha tenido palabras para Manuel Chaves: "Yo no tendré un vicepresidente tercero que se niegue a dar explicaciones en las Cortes de por qué ha subvencionado con 10 millones de euros a una empresa de la que su hija es apoderada".

A pesar de que tanto De la Vega como Rubalcaba y Conde Pumpido se han negado a dar explicaciones en el Congreso, Rajoy ha asegurado que "por uno u otro procedimiento lo van a explicar en las Cortes generales y empezarán la próxima semana en la sesión de Control al Gobierno".

Sobre las escuchas: "Hay la convicción..."

En una entrevista publicada este sábado por La Voz de Galicia, el presidente del PP, Mariano Rajoy, ha asegurado que si tiene pruebas de que alguien de su partido hace cosas no debidas "lo quito", pero "no me voy a erigir en juez sin tener las pruebas".

Preguntado por el hecho de no haber ofrecido pruebas sobre las supuestas escuchas al PP, Rajoy asegura que "hay la convicción... en el PP mucha gente tiene la convicción de que no se está jugando limpio en estos asuntos".

Sobre los indicios que aprecian los tribunales contra cargos del PP en el 'caso Gürtel', Mariano Rajoy señala que, de momento, los tribunales "sólo han dictado una resolución, que es el archivo de la causa, en el caso de Valencia".

Eso ha motivado, agrega, "que la señora Fernández de la Vega, que ya tiene un antecedente, que es echar una bronca en público a la presidenta del Constitucional, pues haya salido con declaraciones verdaderamente notables desde América diciendo que el fiscal iba a recurrir".

Sobre si pone la mano en el fuego por el presidente valenciano, Francisco Camps, indica que ya lo ha apoyado, al igual que a la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, hasta el punto de que reitera que deben volver a ser candidatos.

Preguntado, entonces, por si no se ha planteado sus dimisiones, Mariano Rajoy dice: "Yo, si tengo pruebas de que alguien de mi partido hace cosas no debidas, lo quito, pero no me voy a erigir en juez sin tener las pruebas. Si yo hubiese echado a Camps, ¿Qué hubiera ocurrido?", concluye.