Simancas insiste en su propuesta de garantizar el acceso a la compra de vivienda pública a "un precio razonable"

El líder de los socialistas madrileños, Rafael Simancas, sorprendió esta semana con una propuesta para "garantizar" el acceso a una vivienda para aquellas personas con rentas inferiores a los 28.775 euros al año. Una Ley que permita al ciudadano demandar a la Administración si no es capaz de comprar una vivienda. Ahora ha matizado que "no se trata de un gratis total" sino de garantizar "comprar vivienda protegida a un precio razonable". Mientras, Trujillo no sólo habla de acabar con la propiedad de vivienda pública en favor del alquiler, sino que llegó a asegurar que el 80 por ciento de los jóvenes acceden a una vivienda.

2007-02-16
LD (EFE) El dirigente socialista, que presidió este viernes el acto de presentación del Consorcio Gran Henares estimó que su propuesta electoral de garantizar la vivienda a las personas con una renta inferior a 28.775 euros "no le ha gustado a la presidenta" de la Comunidad de Madrid.

"Esperanza Aguirre se ha puesto -dijo Simancas- enfrente de una propuesta de ley que garantizaría el acceso a la vivienda, porque es una ley de punto final para la especulación, el pelotazo y el acceso a la vivienda como misión imposible". Según Simancas, esta ley "sólo será compatible con el derecho constitucional de acceso a una vivienda digna, a un precio asequible, en venta o en alquiler, con alquileres que rozarían los 300 euros mensuales".

Aseguró que, al contrario de lo que afirman los populares, "en la Comunidad de Madrid tenemos plenas competencias para poder aplicar la ley y su puesta en marcha no supondría ninguna avalancha de ciudadanos de otros puntos de España, porque se exige un período de residencia obligatorio de entre 3 y 7 años para poder acceder a una vivienda en venta o alquiler". Agregó que "aunque dicen que los agentes privados no querrán implicarse, sí lo van a hacer, porque es un proyecto atractivo y van a tener un beneficio razonable".

Simancas opinó que "todas las declaraciones en contra de esta propuesta son excusas para no respaldar una medida que beneficia al conjunto y sólo perjudica a los especuladores del suelo y a los instigadores del pelotazo". La propuesta electoral del candidato socialista contempla la construcción de 27.000 viviendas protegidas al año y unas 40.000 viviendas en alquiler con un precio medio de 300 euros al mes.