Los diez elementos que amenazan a la economía española

José María Rotellar

La economía internacional pinta un escenario muy incierto y preocupante.

José María Rotellar | 2019-08-19

En el contexto económico nacional e internacional, cada dato que aparece no contribuye a mejorar el escenario, sino que confirma, cada uno con mayor rotundidad y profundidad, la desaceleración cada vez más evidente y cada vez más profunda por la que pasa la economía.

No sólo nos encontramos con una ralentización que se consolida, sino que parece avanzar de manera clara hacia una caída de la economía. Quizás sea pronto para saber si se materializará en una crisis de importantes dimensiones, pero sí que hay una certeza, que la economía se ralentiza y en algunos lugares se contrae, y que hay muchos, muchísimos elementos que acechan con peligro a la actividad económica y que, simplemente, uno de ellos, si estalla fuertemente, puede desencadenar una grave crisis económica.

De esta manera, podemos repasar este conjunto de datos y circunstancias alarmantes, algunos de los cuales los recogía recientemente Libre Mercado. Ese conjunto de datos dibujan un escenario económico internacional (y, por su impacto en cada economía, también nacional) muy incierto y altamente preocupante. Podríamos, por tanto, estar en el umbral de una crisis que podría desatarse con fuerza si empeora, como digo, alguno de estos temas señalados, porque arrastraría al resto de elementos por el miedo y desconfianza que generaría:

riesp1.png
riesp2.png
riesp3.png
riesp4.png

Por tanto, o se van adoptando reformas de manera urgente o, como se desencadene con fuerza alguno de los elementos anteriores (especialmente, los internacionales), podemos encontrarnos en una situación muy complicada de nuevo. El horizonte económico es preocupante, muy complicado y altamente peligroso, y negarlo y no tomar medidas que permitan estar mejor preparados ante esos riesgos sólo agravará la situación.