Cosas nunca oídas ni vistas

Iván Vélez

"Y como somos hombres y temíamos la muerte, no dejábamos de pensar en ello. Y como aquella tierra es muy poblada íbamos siempre caminando muy chicas jornadas y encomendándonos a Dios y a su bendita madre, Nuestra Señora".

2019-03-28
Hágase socio si quiere imprimir este artículo.