Un raro ejemplo de sensatez entre los palestinos

Jaled Abu Toameh

Los periodistas occidentales que trabajan en Oriente Medio suelen ignorar a los palestinos que critican a la AP o a Hamás.

Jaled Abu Toameh | 2015-08-12

Es prácticamente insólito que una destacada figura palestina considere a la Autoridad Palestina y a Hamás igualmente culpables de corrupción y abuso de poder.

El Dr. Ibrahim Abrash, exministro de Cultura en la Franja de Gaza, sorprendió recientemente a muchos palestinos al publicar un artículo que incluía un devastador ataque tanto a la AP como a Hamás, a las que considera responsables del constante sufrimiento de su pueblo.

En su artículo, el Dr. Abrash también hace responsables a ambas organizaciones del retraso en la reconstrucción de las miles de casas destruidas o dañadas en Gaza durante el conflicto militar del año pasado entre Israel y Hamás. Señala que el movimiento islamista y la AP se han acusado mutuamente del sufrimiento de los palestinos: "A veces también culpan exclusivamente a Israel de todo lo que sucede en la Franja de Gaza", señala.

En referencia a la actual lucha de poder entre Hamás y la Autoridad Palestina, que llegó a su cénit en el verano de 2007 con la toma del poder de Hamás en la Franja, el Dr. Abrash acusaba a ambos rivales de aprovechar su disputa para encubrir la corrupción existente en sectores vitales de la sociedad palestina.

Así, Abrash escribía:

Ante la división [entre la Margen Occidental, controlada por la AP, y Gaza, gobernada por Hamás], la corrupción y la ausencia de responsabilidades se han extendido. Esta división ha provocado el colapso de los sistemas político y de valores, y un incremento de la corrupción. También ha hecho posible que muchos oportunistas e hipócritas lleguen a ocupar puestos importantes, donde hacen lo que quieren sin que se les exijan responsabilidades.

Y mientras muchos en la comunidad y los medios internacionales siguen considerando a Israel plenamente responsable del sufrimiento de los palestinos de Gaza, el Dr. Abrash ofrece un punto de vista completamente distinto.

Al darse cuenta de que los gazatíes se han convertido en víctimas de la lucha de poder entre Hamás y la Autoridad Palestina, afirma que hoy por hoy nadie sabe quién se supone que va a ayudar a la gente que vive en la Franja:

Los intereses de la gente se han olvidado como consecuencia de la rivalidad entre ambos bandos. Nadie sabe quién está a cargo de las necesidades de la población de la Franja de Gaza. ¿Hamás, que es la autoridad de facto allí, o la Autoridad Palestina y su Gobierno de consenso nacional? ¿O los responsables son la UNRWA y los donantes? ¿Acaso es sólo responsabilidad de Israel, como Estado ocupante? ¿A quién debería dirigir la gente sus quejas?

En referencia a la extendida corrupción existente con la AP en la Margen Occidental, el exministro revela que las instituciones académicas palestinas, incluidas las universitarias, se han convertido en "proyectos comerciales expendedores de certificados sin contenido ni valor científico".

El Dr. Abrash señala que nadie sabe si las universidades de Gaza están sometidas a la supervisión del Ministerio de Educación de la Margen Occidental o de la Franja.

También critica duramente al Ministerio de Asuntos Civiles de la Autoridad Palestina por abusar de los palestinos y extorsionarlos cuando solicitan permisos de viaje, sobre todo quienes desean salir de Gaza. Además, considera que Hamás es culpable de "acosar" a los palestinos que desean ir de la Franja a Israel a través del paso de Erez. Abrash asegura que algunos se ven obligados a pagar sobornos a las autoridades palestinas para poder conseguir un permiso de viaje.

Mucha gente ha sido víctima de chantaje y de procrastinación [por parte de las autoridades palestinas] después de que Israel suavizara las restricciones para atravesar el paso fronterizo de Bet Hanun [Erez]. Pero la gente tiene miedo de quejarse, por temor a que se les denieguen los permisos de viaje en el futuro. Lo que está sucediendo en el paso fronterizo ha originado favoritismo y sobornos.

El Dr. Abrash concluye su artículo con una pregunta retórica:

¿No es vergonzoso e indignante que, mientras que Israel ha expedido permisos de viaje para gente con necesidades especiales, algunas influyentes autoridades [palestinas] pongan obstáculos? ¿Hasta cuándo seguirán manipulando y chantajeando a la población de la Franja de Gaza?

El artículo del Dr. Abrash representa un raro ejemplo de sensatez entre los palestinos. Es una voz que no culpa sólo a Israel de todas las desgracias de su pueblo y también considera responsables de su continuo sufrimiento a los dirigentes palestinos.

Sin embargo, es una voz a la que raramente se le concede espacio en los principales medios occidentales, cuyos periodistas siguen centrándose casi exclusivamente en noticias que dejan mal a Israel.

Los periodistas occidentales que trabajan en Oriente Medio suelen ignorar a los palestinos que critican a la AP o a Hamás. Ello se debe a que esas críticas no encajan con la versión de que Israel es el único responsable de todo lo malo que les sucede a los palestinos.

Las críticas del Dr. Abrash a Hamás y a la Autoridad Palestina –a quienes considera abiertamente responsables del sufrimiento de su pueblo– reflejan un sentimiento muy extendido entre los palestinos. En los últimos años, cada vez más de ellos se han dado cuenta de que sus dirigentes les han fallado una y otra vez. Actualmente, muchos son conscientes del hecho de que tanto Hamás como la Autoridad Palestina son los responsables de obstaculizar los intentos de reconstruir Gaza, y de que ambas siguen siendo tan corruptas como siempre.

Pero ¿cuándo despertarán la comunidad y los medios internacionales y se darán cuenta de lo que muchos palestinos entendieron hace años, es decir, de que la verdadera tragedia del pueblo palestino ha sido –y sigue siendo– tener unos dirigentes malos e irresponsables? Por desgracia, es poco probable que eso suceda mientras el mundo siga considerando que el villano es Israel.