La caca de la vaca separata

Juan Carlos Girauta

Has podrido el ambiente, 'man'. Tu 'win-win' apesta porque es recochineo puro.

Juan Carlos Girauta | 2014-04-27

Por win-win entiende Mas que te la va a meter dos veces: a esos les hago yo un win-win. Ha confundido el que todos ganen con que nosotros nos tomemos dos tazas de su caldo. Toma un win y ahora toma otro win. Zas y zas. De las muchas e irritantes expresiones, muletillas, consignejas, sintagmitas de diseño y demás caca de la vaca separata, esta del win-win me parece la más hortera e irritante. No sé por qué, llámenme maniático, pues lo cierto es que el muestrario de bull shit del good for nothing es endless. You joking, Arthur? Who do you think you're kidding, man? Vete ya a paseo con tus formulitas. Mientras te haces el interesante con el win-win para impresionar a lo que queda de tu increíble electorado menguante, la ola de resentimiento que tan minuciosamente has trabajado por levantar se agranda, y ya salpica.

Win-win debe de ser que le propinen un puñetazo a Pere Navarro cuando entra tranquilamente en una iglesia con su familia, ¿no? O que vengan a insultarme cuando ceno con amigos en un restaurante. O que uno de tus sectarios se detenga ante mí en un AVE –interrumpiendo un tema de Ian Anderson, y esto es lo peor– a preguntarme por qué odio tanto a Cataluña. Has podrido el ambiente, man. Tu win-win apesta porque es recochineo puro. Has elevado a autoridad a un ente por nadie elegido que organiza insurrecciones y te marca la agenda. Has logrado una atmósfera manicomial donde los law abiding citizens que denunciamos vuestras ilegalidades somos señalados por tu tropa subvencionada. Tu Cuyás y tu Partal (win-win) produjeron contra mí, en cuanto denuncié en sus justos términos el golpe de Estado que prepara la ANC, piezas repugnantes propias de mercenarios. Tu win-win es linchar al disidente con el batallón de los editoriales únicos. Tu win-win es pasarse la ley por los dídimos para poner otra televisión a tus serviles amigos mientras la cueva de censores del CAC guarda un sepulcral silencio. Que llames win-win a seguir colándonos todas tus arbitrariedades, a no dar un paso atrás en tu deslealtad, a crispar sin tregua a mayor gloria de tu gran farol contra España; que le llames, precisamente, win-win nos da una idea de lo bien que estás. Take it easy, man.