La "generosa" propina de Adriana Herrera

Carlos Pérez Gimeno

La hija de Carolina Herrera dejó estupefacto al personal de un restaurante de lujo por su "cuantiosa" propina.

Carlos Pérez Gimeno | 2013-10-01

Todavía están llevándose las manos a la cabeza los miembros del staff del restaurante venezolano Antojos Araguaney, uno de los lugares más concurridos de Madrid y donde es dificilísimo encontrar mesa. En este restaurante es de lo más normal encontrarse a clientes como el cantante Carlos Baute o la actriz Ivonne Reyes, así como la famosa diseñadora andina Carolina Herrera. Aunque reside en Nueva York son continuas sus visitas a Madrid para estar con su hija y sus nietos.

Pero no fue la madre, sino su hija Carolina Adriana, quien dejó estupefacto al personal. Reservó una mesa para invitar a almorzar a ocho amigos con el fin de pasar una jornada muy agradable degustando la cocina típica de su país. Al reconocerla, el encargado del local ordenó a sus empleados que la trataran con esmero ya que es una cliente habitual y querían agasajarla con un trato especial. Todo fue como la seda, comieron, bebieron, disfrutaron y siempre fueron perfectamente atendidos. Lo normal en un restaurante de esta categoría donde el trato siempre es exquisito.

La sorpresa llegó terminada la reunión cuando Carolina Adriana Herrera, una vez sus invitados se habían retirado, se quedó para pagar la cuenta. Pagó lo que se debía y, en el momento en que estaba sola, decidió dejar UN EURO como propina. Al darse cuenta los camareros de la tacañería de la esposa del Litri dudaron si acercarse hasta ella con el fin de devolverle el euro y advertirle que en ese establecimiento no se admitían propinas. Finalmente se decidió no ponerla en evidencia y mandar el euro al bote. Lo que no imagina Carolina es que el resto de comensales de las otras mesas vecinas se habían percatado perfectamente de lo que estaba pasando, provocando un montón de comentarios porque no daban crédito a lo que habían visto. Desde luego, con propinas como ésta es imposible hacer frente a la crisis.