Contra el terrorismo nunca se gana 10 a 0

Federico Jiménez Losantos

Federico Jiménez Losantos | 2002-12-24
Es lamentable la fuga del etarra Iradi de manos francesas; o a manos francesas, para ser más precisos. Sin embargo, eso no debería oscurecer o infravalorar la excelente operación de conjunto de las fuerzas de seguridad españolas, incluída en ella la colaboración francesa hasta la cómoda evasión del criminal. A cosa de la vida del agente Antonio Molina, la Guardia Civil ha impedido que estas fiestas de Navidad y Año Nuevo se convirtieran en las más tristes en muchos años, porque todo estaba preparado para hacer estallar cinco coches bomba en otros tantos grandes centros comerciales de Madrid, una cadena de atentados cuya mera hipótesis pone los pelos de punta. Razón de más para valorar como es debido la actuación policial española. La caída en Francia de, al menos, una parte de la cúpula etarra y media docena de terroristas más, junto a pisos, armas y abundante documentación, constituye una excelente cosecha que ni siquiera la fuga del cabecilla Iradi puede empañar.

En la lucha antiterrorista, hecha de sangre y de paciencia, de sacrificio y de cálculo, de dolor y tiempo, nunca se gana de forma absoluta. Por usar términos futbolísticos, no se puede ganar nunca 10 a 0. En esta ocasión, España ha ganado 8 a 1. Sigue siendo una excelente victoria. Un gol en propia meta por culpa del segundo portero, de nacionalidad francesa, no empece que el juego ha sido superior y la efectividad, altísima. Sucede que no todo, ni siquiera lo fundamental, de la lucha contra ETA depende sólo de la policía o la Guardia Civil. Los jueces, tanto españoles como franceses, deben mejorar mucho su tarea para estar a la altura de la benemérita. Y si estos policías franceses han soltado o han dejado que se soltara Iradi, también jueces españoles, y del máximo nivel, dejaron escapar a Ternera, que es algo más importante. Y, sobre todo, el guardia civil Antonio Molina murió por que los etarras que intentó detener estaban armados y con un coche bomba, en vez de estar en la cárcel. Hay mucho que mejorar en Francia. Pero también en España.

Y como al fondo de los crímenes etarras está la ensoñación separatista, racista y totalitaria, mucho habría que mejorar también en los partidos políticos para que estos criminales se convencieran de que su único futuro es la cárcel o el cementerio. Pero mientras el PNV aliente las esperanzas de ETA y el PSE-PSOE aliente las esperanzas del PNV, todo será más lento, más trabajoso, más difícil. Razón de más para tener paciencia y saber valorar y celebrar cuando se gana ocho a uno y no diez a cero. Mucho daño hace la incuria o la complicidad de la policía francesa para entorpecer la lucha antiterrorista, pero al lado de lo que entorpece Arzallus, la comisaría de Bayona es un cuartelillo de la Guardia Civil.

Libertad Digital les felicita las Pascuas

Por todo lo dicho y por lo que nos queda por decir: a todos los que esta noche velan nuestro sueño, nuestra alegría y nuestra pena, a las familias de las víctimas del terrorismo y de todas las formas de violencia y terror, a nuestros lectores, colaboradores, anunciantes y compatriotas, a nuestros amigos liberales de todo el mundo, en nombre de los que hacemos Libertad Digital ¡Felices Pascuas!