Mundial de Rugby: Domingo de Seis Naciones en Japón

Italia, Irlanda, Escocia e Inglaterra, junto a Namibia y Tonga, comenzaron su andadura en el Mundial de Rugby.

A. O'Mullony | 2019-09-23

Si el sábado se estrenaban las grandes del sur, ayer el Mundial se vistió de Seis Naciones, lluvia incluida, para recibir a Italia, Irlanda, Escocia e Inglaterra que, junto a Namibia y Tonga, comenzaron su andadura en el torneo.

Aún con la resaca del sábado, el mayor interés del domingo residía en el Irlanda - Escocia, del que con casi toda seguridad saldrían el vencedor y el segundo del Grupo A, rivales en cuartos de final de los grandes del B, Springboks y All Blacks, allá por el 20 de octubre.

Italia - Namibia

Hoy, sin embargo, la realidad es que los líderes –más que posiblemente momentáneos– del segundo grupo no son neozelandeses ni sudafricanos, sino los Azzurri que, liderados por el eterno Sergio Parisse, lograron una evidente victoria ante Namibia en Osaka.

A diferencia de lo acostumbrado en el torneo más antiguo del mundo, los de Conor O’Shea partían como favoritos en el encuentro. Pese a comenzar por debajo en el marcador y recibir una cantidad alta de tantos durante todo el partido, nunca tuvieron que forzar más de la cuenta para aplastar al conjunto africano y conseguir una victoria con punto de bonus ofensivo (47-22) cimentada en la primera mitad, antes de que las condiciones se pusieran desagradables.

Irlanda - Escocia

También a Yokohama llegó la lluvia para hacer sentir como en casa a los miles de aficionados irlandeses presentes en el estadio y ayudar al plan de Joe Schmidt, con el que la número uno de la clasificación de World Rugby desmanteló a la Escocia de Gregor Townsend. Mientras el XV del Cardo propuso juego a la mano y patadas a la espalda de Jordan Larmour, que sustituía a Rob Kearney, el XV del Trébol dispuso un partido cerrado, de delantera, demasiado duro para su rival.

Antes del gran aguacero dublinés en Japón, la primera mitad, en la que Irlanda fue clínicamente precisa, dejó a los verdes 19-3 arriba al descanso, antes de refrendar la ventaja con un bonus ofensivo gracias al ensayo de Andrew Conway, y dejar a Escocia con el marcador apenas a estrenar (27-3), sin variación en la segunda parte.

Encuentro sobresaliente de Rory Best, el capitán más laureado de la historia del XV del Trébol, que juega sus últimos partidos antes de retirarse después del Mundial, y de Conor Murray, que volvió a su mejor nivel detrás de una delantera efectiva en todas las acciones de balón parado y portentosamente física en el juego abierto.

Inglaterra - Tonga

Si bien Italia tuvo un partido más plácido de lo habitual, Inglaterra sudó más de lo esperado para lograr un punto de bonus ofensivo frente a Tonga en Sapporo. El tanto se hizo de rogar hasta el minuto 76, cuando Luke Cowan-Dickie anotó el cuarto ensayo del XV de la Rosa (35-3).

Dos sumó Manu Tuilagi, rocoso en el contacto, vertical, que se resarció así de no haber sido seleccionado en 2015 en el cuadro entonces dirigido por Stuart Lancaster, después de admitir haber atacado a dos policías.

Pie y medio de los de Eddie Jones en cuartos, más que posiblemente como primeros de grupo, siempre y cuando den buena cuenta de Francia, como vienen haciendo en los últimos Seis Naciones.

Primer fin de semana de la Copa del Mundo de Rugby. Siete de 48 partidos disputados. Aún seis selecciones por estrenarse. Y, salvo debacle, ya se conocen dos cruces de cuartos de final. Irlanda y Sudáfrica protagonizarán el duelo de delanteras más intenso de este deporte, con permiso de Inglaterra, mientras todo apunta a que Nueva Zelanda tendrá una tarde tranquila frente a Escocia.