Free Viewpoint, la tecnología que está revolucionando el Mundial de Rugby

Esta tecnología se probó durante el partido que enfrentaba a los All Black y Sudáfrica.

A. O'Mullony | 2019-09-25

La profesionalización del rugby y la implantación de la tecnología en el deporte son dos procesos paralelos en el tiempo. Seguramente, esa coincidencia ha propiciado que la progresiva adopción de métodos informáticos y audiovisuales en una disciplina tan tradicional haya sido concebida como algo natural por jugadores y aficionados. En el rugby posterior a la era aficionada, el barro, las interminables tiras de esparadrapo y los terceros tiempos bañados de cerveza son tan parte del día a día como hace 100 años. También, un sistema de videoarbitraje activo desde 2001, en constante evolución. Jueces con micrófono que permiten oír sus conversaciones por televisión y, aún más importante, las que mantienen con los jugadores. No por el bien del espectáculo, sino del mismo juego.

Si la innovación es algo consustancial al rugby profesional, que el país anfitrión de la Copa del Mundo sea Japón, necesariamente, propicia el escenario ideal para el desarrollo y la presentación de nuevas ideas. Así, cuando el pasado 17 de septiembre Canon anunció que durante el torneo distribuiría material gráfico creado con su sistema de vídeo Free Viewpoint, las expectativas quedaron por las nubes. Días después, se confirmó que fue con razón. "Mind blown" ("alucinados"), decía World Rugby en el tuit con el que dio a conocer lo que es capaz de crear el software de la compañía nipona. Cuando parecía imposible hacer más admirable el ensayo culminado por George Bridge, hasta ahora el tanto de más calidad del campeonato.

El resultado, incluso sin All Blacks y Springboks de por medio, unas imágenes desde ángulos imposibles para las cámaras convencionales. Un sistema que permite visionar la misma escena desde la perspectiva de los protagonistas o cualquier otro punto de vista alternativo. La imagen está tan dentro de la acción, es tan real que parece virtual. No es diseño gráfico. El sistema coordina de manera simultánea múltiples cámaras de alta resolución, instaladas alrededor del terreno de juego, conectadas en red y controladas mediante software, para capturar el juego desde diferentes puntos de vista. La información capturada por los dispositivos se procesa hasta transformarse en imágenes tridimensionales. Durante el Mundial, Canon generará material de los siete encuentros disputados en el Estadio Internacional de Yokohama, entre ellos, la final del 2 de noviembre. Por ahora, en su web hay imágenes del Nueva Zelanda-Sudáfrica y del Irlanda-Escocia.