Duro revés para el juego interior del Real Madrid: Felipe Reyes y Mejri, lesionados

El cordobés sufre una lesión en el hombro izquierdo. Al tunecino se le diagnostica una "fractura de estrés del hueso cuboides del pie izquierdo".

Libertad Digital | 2019-10-28

Salah Mejri todavía no ha podido debutar con el Real Madrid de baloncesto desde que el pasado 10 octubre el club hiciera oficial su regreso. El pívot tunecino, que ya había vestido la camiseta blanca entre 2013 y 2015, no ha podido jugar ninguno de los cinco partidos que han disputado los de Pablo Laso desde entonces: tres en la Liga Endesa (Fuenlabrada, Obradoiro y Baxi Manresa) y los dos de la Euroliga saldados con derrota (Zalgiris Kaunas y Anadolu Efes).

Lo cierto es que Mejri ya aterrizó en el club blanco lesionado. Hace dos semanas, el tunecino se quedó fuera de la expedición que viajó a Lituania por un esguince de tobillo, pero este lunes ha sido sometido a una serie de pruebas médicas que han confirmado los peores pronósticos.

"Tras las pruebas realizadas hoy a nuestro jugador Salah Mejri por los Servicios Médicos del Real Madrid se le ha diagnosticado una fractura de estrés del hueso cuboides del pie izquierdo. Pendiente de evolución", reza el parte médico de la entidad blanca. Es decir, todo indica que el jugador va a estar varias semanas más apartado de las canchas.

La baja de Mejri se suma a la de otro hombre del juego interior del conjunto blanco como es el capitán Felipe Reyes. Según ha informado el Madrid en otro comunicado, el pívot cordobés, de 39 años, sufre una "lesión del labrum del hombro izquierdo" y, al igual que Mejri, está "pendiente de evolución".

Reyes, que lleva 22 temporadas disputadas en la ACB (18 de ellas vistiendo la camisa del Real Madrid), ostenta el récord de ser el jugador con más partidos en la historia de la competición con un total de 802.

La buena noticia para Pablo Laso es el inminente regreso de Trey Thompkins. El ala-pívot estadounidense no ha participado en ningún partido de la temporada debido al sobrepeso y la mala forma con la que volvió de las vacaciones, pero parece haberse puesto las pilas y su debut este curso con la camiseta blanca estaría al caer.