La familia Quer estalla contra Susanna Griso por vender hasta el escote de Diana el día que fue asesinada

El programa de Susanna Griso, Espejo Público, vendió la imagen como la "última" de Diana Quer, el mismo día que tenía que empezar el juicio.

Chic | 2019-10-29

Las redes sociales y muchos espectadores arden contra Susanna Griso y su espacio, Espejo Público, después de que el programa mostrase la promocionada como "última imagen" de Diana Quer antes de ser asesinada.

La imagen se publicó el mismo día que, según estaba previsto, tenía que celebrarse el juicio contra el Chicle, acusado del crimen de Diana Quer, y que fue cancelado por no encontrar candidatos mínimos para el jurado popular.

La publicación de esta imagen por parte de Espejo Público viene a rebufo de las polémicas imágenes de la discusión de Diana López-Pinel (madre de la joven) y su hija Valeria (hermana menor de Diana Quer) tras la denuncia de la primera contra su exmarido por supuestamente golpearla e intentar atropellarla, que éste contrarrestó más tarde con otra denuncia. Unas imágenes de bronca familiar difundidas por todas las televisiones.

Poco después de que esto sucediese Espejo Público decidió mostrar lo que llamaron "última imagen" de Diana, un selfie tomado supuestamente el 22 de agosto de 2018, antes de salir de su casa en La Puebla de Caramiñal (La Coruña), y enviado a un amigo. Una fotografía en la que Diana simplemente mostraba su ropa, pero también su figura e incluso su escote a una persona conocida.

La difusión de esta imagen ha provocado un gran número de comentarios negativos contra el programa de Susanna Griso por la evidente sexualización de la imagen de la chica de 18 años, antes de ser secuestrada y asesinada.

La familia reacciona contra 'Espejo Público'

Incluyendo el del propio Juan Carlos Quer, padre de la joven, que ha tachado en Twitter de "lamentable" el testimonio y criticado que se muestre la ropa que supuestamente vestía Diana "cuando fue asesinada", tachando además la noticia de "mentira".


Valeria Quer, la hermana menor de la joven, ha ido incluso más lejos en su Instagram y ha arremetido muy duramente contra el programa, calificando como una "falta de respeto" e intento de "hacer daño" el contenido de la noticia.

Además, ha criticado igualmente la ética de un programa que se dice imparcial y alejado del morbo –pese a la cercanía del juicio– y además especialmente sensible con la violencia contra la mujer. "¿Intentáis dejar a mi hermana de qué?", se ha preguntado retóricamente. "Enfocando su escote como si niñas de 18 años fueran a las fiestas de un pueblo vestidas de monja, además de decir que no tiene de malo nada ni dice nada de nadie lo que se ponga de ropa o no", escribió una enfurecida Valeria en sus Stories de Instagram.

Un juicio aplazado

La imposibilidad de conformar este lunes el jurado popular para iniciar la vista oral por el crimen de Diana Quer ha obligado a aplazar el juicio al único acusado, José Enrique Abuín Gey, el Chicle, hasta el próximo 11 de noviembre.

Al filo de las once de la mañana, poco más de una hora después de que arrancase la jornada para conformar ese órgano, el proceso ha sido suspendido ante los problemas surgidos para la constitución del jurado.

La Ley Orgánica del Tribunal del Jurado estipula que para conformar un tribunal del jurado se les notifica a un total de 36 personas designadas por sorteo y se les envía un cuestionario por si tuviesen que alegar causa de incapacidad, incompatibilidad, prohibición o excusa para ejercer tal rol, con el fin de conseguir en el día clave al menos 20 personas que superen el trámite, de las cuales se eligen a 9, más dos suplentes, para que conformen el jurado final.

No obstante, por diversos motivos alegados a última hora, únicamente se ha podido elegir 17 personas como válidas para formar parte de tribunal de jurado, lo que ha obligado a retrasar el inicio del proceso dos semanas más.

En primer lugar, una mujer mayor de 65 años trasladó este mismo lunes su intención, amparada por la ley, de no formar parte del jurado pese a que no había manifestado inconvenientes hasta este lunes. Por otro lado, otras dos personas han notificado cuestiones médicas sobrevenidas que el Tribunal ha dado por válidas. El último candidato ha alegado falta de imparcialidad objetiva para formar parte del jurado, por lo que ha sido recusado por la defensa.

Conforme prevé la ley, el próximo 11 de noviembre serán citadas otras ocho personas, más los cuatro excluidos, y se volverá a repetir el trámite de conformación de jurado aunque en esa fecha ya no habrá cabida para el "trámite de presentación previa de excusas, por falta de tiempo", según han detallado fuentes judiciales.

Por tanto, será el martes 12 de noviembre cuando el Chicle, autor confeso de la muerte de Diana Quer, se siente en el banquillo para prestar declaración ante el tribunal popular que será el encargado de emitir un veredicto.

Todo ello discurrirá en una sala que el encausado ya conoce dado que es la misma en la que ya compareció el pasado mes de abril por el intento de rapto de una joven de Boiro en diciembre de 2017, unos hechos que fueron los que precipitaron su detención como sospechoso del crimen de Diana Quer.

Desfilarán por los juzgados compostelanos por la muerte violenta de Diana Quer más de 50 testigos y 40 peritos que intentarán aportar luz a lo ocurrido en agosto de 2016.

Para la familia de Diana, tal y como ha apuntado a su salida del juzgado el abogado que se ocupa de su representación legal, Ricardo Pérez Lama, este aplazamiento supone "realmente un inconveniente" porque "llevan sufriendo años". No en vano, los padres de Diana Quer desean que la vista se celebre cuanto antes porque, ha incidido el letrado, es "hora de hacerle justicia a Diana Quer, que es lo que nosotros queríamos".

"Pero todos estamos en la misma batalla y el día 11 volveremos" para asistir a un juicio en el que, para el letrado, la "cuestión fundamental y vital" se desvelará durante las jornadas en las que declaren los médicos forenses, ya que con sus aportaciones se podrá dilucidar si Diana Quer sufrió una agresión sexual, como defienden Fiscalía y acusación particular.

Esta circunstancia es precisa para que, junto al delito de asesinato, José Enrique Abuín Gey sea condenado a la pena de prisión permanente revisable, que es la que reclaman para él tanto la familia de la víctima como el Ministerio Fiscal.