Las estrategias de los candidatos para el debate: riesgo para Sánchez, oportunidad para Abascal

Mariano Alonso

El único debate de los candidatos se presenta como de alto riesgo para los partidos que se enfrentan a su "acto central de campaña".

K. Garat | M. Muro | M. Alonso | M. Loureiro | A. González | 2019-11-04

El debate electoral servirá este lunes de principal revulsivo de la campaña a seis días de acudir a las urnas. Conscientes de que los debates son cada vez más decisivos y que se trata de un escenario de captación de voto que trasciende con mucho a los mítines de partido, los candidatos de todas las formaciones han preparado a conciencia esta cita que conlleva un alto riesgo para todos los partidos de la contienda electoral.

Una cita en la que más tiene que perder quien va ganando y más que ganar quien va perdiendo. Es el caso del candidato socialista, Pedro Sánchez, cuyo equipo es consciente de que la exposición conlleva el peligro, motivo por el cual jugará fuerte a la baza del bloqueo político. El presidente del Gobierno en funciones, que despejó su agenda este domingo para preparar el debate con su Comité electoral, aprovechará su fracaso en la formación de Gobierno para transformarlo en su principal ventaja como argumento contra los tres principales partidos de la oposición: PP, Ciudadanos y Podemos.

Según explican desde Ferraz, "sabemos que será un todos contra Sánchez", un plebiscito que ya se produjo el 28-A pero que, en esta ocasión se ha plasmado en las urnas y en la votación de investidura del Congreso, por lo que "el candidato socialista retratará el bloqueo de todos y se centrará en lo que necesita España: un Gobierno fuerte, progresista y unido", es decir, el principal lema de campaña del PSOE: "Ahora Gobierno, ahora España". Su target o público objetivo serán esos dos millones de votantes indecisos que "pueden confiar en el PSOE y en una semana hacer posible ese Gobierno fuerte. Estamos a un paso de lograrlo".

Y lo hará desde la atalaya de Moncloa, que siempre ha permitido al partido en el Gobierno rentabilizar su posición privilegiada: "Se mostrará como el presidente experimentado, firme, sereno, que sabe gestionar, con marcado carácter social y con prestigio internacional que puede liderar un Gobierno para hacer frente a los desafíos que tenemos por delante".

Casado preguntará a Sánchez por Cataluña

En Génova saben que el debate de este lunes es "crucial". Tanto es así que algunos en el Partido Popular lo denominan, medio en broma medio en serio, como "el acto central de campaña". "Hay una veintena de escaños en juego y esta noche puede ser decisiva", explican.

Recuerdan que en las pasadas generales, los candidatos celebraron dos debates y Casado "sabía que era una final que tenía ida, pero también vuelta". De ahí que en la primera cita se mostrara más propositivo y en la segunda, pasara "al ataque". En esta ocasión, los presidenciables sólo tendrán una oportunidad, se jugarán la final a un partido y, además, compartirán escenario con un nuevo invitado que no participó en el anterior debate: el líder de Vox, Santiago Abascal.

Desde el PP aseguran que Pablo Casado adoptará de nuevo un "tono firme y propositivo", mostrando que es el único que puede hacer que "España abandone el bloqueo en el que la ha sumido Pedro Sánchez". El líder popular también buscará dejar claro que su único rival para los próximos comicios es el presidente del Gobierno en funciones y no los líderes de Ciudadanos ni de Vox. "Sin sorpresas ni artificios", explican los populares que añaden que "esto no es una serie americana".

A Pedro Sánchez, Casado le exigirá que responda a varias cuestiones sobre su gestión de la crisis catalana. Entre ellas, "por qué no aplica la Ley de Seguridad Nacional en Cataluña y por qué aún no ha mandado a Torra el requerimiento" previo al 155. Una estrategia que prepara con sus asesores y que podría sufrir modificaciones en las últimas horas dependiendo de lo que suceda este lunes con la visita de la Familia Real a Cataluña.

El secretario general del PP, Teodoro García Egea, aseguraba en declaraciones a los medios que Casado se mostrará como la "única alternativa frente a todos los que cercenar las libertades y derechos". "Casado es alternativa frente a los desmanes de Sánchez", ha sentenciado.

Cs: confianza ciega en Rivera

Albert Rivera fue considerado por muchos el ganador del primer debate, entonces a cuatro, celebrado en la campaña de abril, y por eso en el cuartel general de Ciudadanos se confía a ciegas en su capacidad para repetir esta noche esa actuación. La esperanza es poder remontar así las adversas encuestas, que salvo la del CIS del por Rivera denostado Tezanos le auguran un batacazo para el próximo domingo, pasando de la tercera a la quinta plaza y despeñándose por debajo del 10% de voto, con menos incluso de 20 escaños, frente los 57 que obtuvo el 28-A, lo que sería su peor resultado histórico.

El problema es que la situación es muy distinta a la de abril, pues Rivera ya no hace una campaña con el 'no es no’ a Sánchez por bandera. Hace seis meses le llegó a regalar al líder del PSOE su célebre tesis doctoral. "Le voy a regalar un libro que no ha leído" le espetó a Sánchez, antes de decir, literalmente, que era "un fake". Una estrategia que no podrá ser la misma esta vez, toda vez que el líder naranja ha levantado su veto sobre el PSOE, al menos para explorar acuerdos de Estado sobre las grandes cuestiones, excluyendo, de momento, un futuro acuerdo de Gobierno.

Durante este domingo, Albert Rivera estuvo en la sede de Cs con su equipo de campaña, entre los que se encuentra Villegas o Fernando de Páramo, preparando el debate. La mañana de este lunes ha continuado con ello aunque se ha reservado "algunos huecos" para hacer deporte e ir a nadar.

Iglesias, hombre de Estado

En Podemos saben que la cita de esta noche es una oportunidad para mostrar al Pablo Iglesias "moderado" y "tranquilo" que se vio en los debates de las pasadas elecciones y que les sirvió para salvar los muebles el pasado 28 de abril a pesar del mal resultado obtenido por la formación. Muchos fueron los analistas que le dieron por vencedor en aquella ocasión y esperan poder repetir el mismo resultado esta noche.

Así las cosas, el líder de la formación morada intentará hacer ver que su partido es el único que se preocupa por los "problemas reales de la gente" mientras el resto de líderes se tiran los tratos a la cabeza por temas como Cataluña o la exhumación de Franco. Pablo Iglesias volverá a hacer uso del recurso de la Constitución e intentará hacer ver que mientras el resto de partidos tan solo se preocupan por uno de sus artículos, el 155, Unidas Podemos se centra en los artículos sociales de la Carta Magna.

El principal enemigo a batir en el debate es Pedro Sánchez. Una vez respondida la pregunta sobre si piensa pactar con el PP tras las elecciones, Iglesias intentará hacer ver que, aunque no haya "gran coalición" entre PSOE y PP pasadas las elecciones, Pedro Sánchez buscará la abstención de los populares para así no tener que valerse de Unidas Podemos para seguir en la Moncloa.

Vox: la oportunidad de Abascal

Para Vox el debate supone el estreno de Santiago Abascal en este tipo de formato. En la anterior campaña electoral se quedaron fuera de la contienda por decisión de la Junta Electoral Central. Algo que el partido consideró perjudicial para sus resultados electorales al perder visibilidad durante al menos dos días de campaña y no haber tenido la posibilidad de dirigirse a una audiencia potencial de 9 millones de personas en un momento en el que todavía no habían entrado en las instituciones a nivel nacional y carecían de tanta presencia mediática.

Según informan fuentes del partido a este periódico, el presidente de Vox ha pasado la víspera del debate con su familia, descansando y leyendo. Este lunes se mantiene reunido con su equipo de trabajo para repasar las ideas principales que intentará transmitir durante el enfrentamiento con el resto de líderes políticos. "Tiene ganas de poder trasladar a todos los españoles el mensaje de Vox", que, según aseguran en la formación, "llegará sin distorsiones ni manipulaciones".