El PP y Cs participan en una manifestación bajo el lema "el machismo mata"

Mariano Alonso

Casado ha asistido al acto celebrado por la Comunidad de Madrid, el PP ha enviado un manifiesto e irán a la manifestación.

Míriam Muro | Mariano Alonso | 2019-11-25

El Partido Popular se ha volcado este lunes con la celebración del "Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer". Pablo Casado ha asistido al acto celebrado por la Comunidad de Madrid en la Puerta del Sol, el PP ha enviado un manifiesto y, además, miembros de la formación asistirán a la manifestación que está tarde recorrerá las calles de Madrid convocada por asociaciones y organizaciones feministas que tiene como lema "el machismo mata". En esa marcha estarán, entre otros, Marimar Blanco, Cuca Gamarra y Pablo Montesinos.

Casado, que ha acompañado a Isabel Díaz Ayuso en el acto institucional de la región, ha asegurado que "es una cuestión de Estado en la que todos los partidos deberíamos ir juntos". El líder del PP ha invitado a dar una "lucha sin cuartel contra los maltratadores".

En el manifiesto que ha enviado el PP aseguran que "la violencia contra las mujeres es una de las violaciones de los derechos humanos más extendidas, persistentes y devastadoras del mundo. Ataca a las mujeres sin distinción de raza, lugar de nacimiento, edad o clase social, por lo que podemos afirmar que ninguna mujer está libre de la misma en ninguna parte del mundo, como recuerda Naciones Unidas cada año por estas fechas".

"Una causa que nos debería unir a todos"

Desde el PP aseguran también que "la lucha contra la violencia de género no es una cuestión de ideologías, es una realidad social con la que convivimos y que debemos combatir unidos, porque esta forma extrema de discriminación nos avergüenza como sociedad". Y añaden que "por eso rechazamos a quienes a derecha o izquierda plantean una utilización partidista de una causa que nos debería unir a todos en torno a las víctimas".

Según aseguran los populares en este manifiesto, "la violencia de género es una de las peores violencias porque ataca en el núcleo más íntimo a quienes apenas pueden defenderse". En el escrito recuerdan "a las víctimas más vulnerables: las adolescentes, muy expuestas ante las nuevas formas de violencia de control en las redes sociales; las mujeres con alguna discapacidad y, por tanto, con mayores problemas de accesibilidad a los recursos públicos; las mujeres mayores, las cuales por su dependencia económica o un largo historial de abusos tienen más difícil salir del círculo de la violencia; y los menores, que siempre han sido víctimas silenciosas de los malos tratos ejercidos sobre sus madres, y que por fin, gracias a un gobierno del Partido Popular, vieron reconocida esta condición, presupuesto necesario para poder protegerlas".

El manifiesto sentencia que "la violencia de género existe en nuestro país, y quienes lo niegan o pretenden diluirla en otros tipos de violencia en el entorno familiar de muy distinta naturaleza e igualmente reprobable, están haciendo un flaco favor a las víctimas".

Desde el PP aseguran que "queda mucho por hacer y en este gran esfuerzo colectivo que involucra a todas las administraciones". Pero "el mensaje más importante en el día de hoy", a juicio del PP, es que "hay salida a la violencia de género". "Ni un asesinato más, porque no queremos ser ni una menos", termina el manifiesto.

Cs también asistirá a la manifestación

Ciudadanos también participa este lunes de las movilizaciones, como anunciaba la portavoz de la Ejecutiva naranja, Lorena Roldán, en la rueda de prensa tras la reunión de la dirección del partido, que a partir del próximo sábado será comandado por una gestora hasta su próximo congreso.

La también líder de la formación en Cataluña arremetía por igual contra Podemos y Vox por, a su juicio, no ir "de la mano en esta lucha contra la violencia machista". Se refería, en cuanto a los de Pablo Iglesias, a su abstención la pasada legislatura en el Pacto de Estado, que consideró insuficiente, y a la ausencia de los de Santiago Abascal en las movilizaciones, así como a su "bloqueo" de las declaraciones institucionales. "Los extremos no dan respuesta a aquellos problemas que necesitan consenso" sintetizaba Roldán.