El fracaso de Greta: tiene que abandonar la Marcha por el Clima en coche

Decenas de personas escoltaron a Greta por Madrid hasta la cabecera, pero finalmente no pudo llegar. Bardem arremetió contra Trump y Almeida.

Libre Mercado | 2019-12-06

La Marcha por el Clima se convirtió en una pesadilla para Greta Thunberg. La falta de organización de la manifestación climática impidió a la niña sueca, su principal estrella, desplazarse hasta la cabecera de la marcha, donde estaba previsto que se colocara.

Decenas de personas escoltaron a Greta hasta el lugar protagonista de la manifestación, haciendo un cordón humano, desde la Casa Encendida, donde ha ofrecido una rueda de prensa, pero finalmente no pudo llegar y la activista sueca tuvo que abandonar la movilización en coche.

"Con mucha tristeza no puedo participar por seguridad", explicó la niña de 16 años al séquito de periodistas que la seguía antes de montarse en el coche. Greta era la personalidad más esperada en esta manifestación, que salió a las 18:00 horas de Atocha y que concluyó en Nuevos Ministerios.

El "estúpido de Trump" y el "estúpido de Almeida"

Por momentos se pensó que tampoco llegaría a tiempo al escenario que se había levantado en el lugar donde la manifestación terminaba, pero finalmente Greta pronunció su breve discurso. Como telonero contó con el actor Javier Bardem, que no perdió la ocasión de insultar a Donald Trump y también al alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida.

"Los políticos y políticas deben estar a la altura de este momento histórico" frente a "este estúpido de Trump" y del "estúpido de Almeida que quiere revertir Madrid Central", espetó el marido de Penélope Cruz, obviando el hecho de que Madrid Central continúa en vigor en la capital.

Según el actor, "estamos en uno de los momentos más críticos" de la historia. Y es que, según expuso, hay una "única verdad" y es que la "tierra se está calentando".

Después, Greta, más breve, se felicitó por los datos de participación, "500.000" según los convocantes. "La esperanza está aquí fuera", dijo y no en los líderes políticos. "Los líderes políticos nos están traicionando y no vamos a dejar que se salgan con la suya, decimos basta ya. El cambio viene, os guste o no".

Una agenda frenética en Madrid

Antes de la manifestación la joven dio una rueda de prensa en la Casa Encendida rodeada de sus ecofans. La rueda de prensa generó una gran expectación, pero ralentizó la llegada de Greta a Atocha, que tuvo que correr mucho para cumplir su apretada agenda.

A primera hora de la mañana, pasadas las 8:50 horas, la niña ecologista llegó a Chamartín en tren procedente de Lisboa, en medio de un esperpéntico circo mediático. Fue la última en desembarcar tras veinte minutos de espera por indicación policial, ya que cerca de medio centenar de periodistas y una decena de cámaras se agolpaban frente a su vagón. Uno de sus caprichos en la capital española fue el de solicitar escolta policial que conduzca coches eléctricos.

Greta no ha parado. De Chamartín se presentó por sorpresa en la sentada silenciosa que celebraban los Jóvenes por el Clima en Ifema. Thunberg se unió a la protesta celebrada por la mañana y, como los demás niños climáticos, se sentó en silencio a protestar.

Conciertos y fin de fiesta

Después de la lucha, llegó la fiesta. Pasadas las 23:00 horas aproximadamente comenzaron las actuaciones de Amaral, Macaco, el pianista francés Thomas Potiron, Canallas, Arte Muhé y Celia Bsoul, entre otros, para festejar la manifa.