Fernández: "El PSOE da a los separatistas el caldo de cultivo para un segundo intento de golpe de Estado"

Míriam Muro

El líder del PP en Cataluña recibe a LD para desgranar la actualidad y llamar a la unidad del centroderecha.

Míriam Muro | 2020-01-18

En noviembre de 2018, Alejandro Fernández se convirtió en líder del Partido Popular de Cataluña en uno de los peores momentos para la formación en esa comunidad. Él no tiene problema en reconocer que el PP no pasa por su mejor época porque si algo destacan los que le conocen es que tiene una cualidad que no abunda entre los políticos de hoy en día: no da rodeos. Recibe a Libertad Digital en una de sus visitas a Madrid para una entrevista en la que desgrana cuáles son, a su juicio, los planes del nuevo Gobierno en Cataluña, habla de la oposición que tienen que hacer desde el PP y lanza un aviso a navegantes: "El PSOE está dando a los separatistas el caldo de cultivo para que haya un segundo intento de golpe de Estado".

Pregunta: ¿Cree que este nuevo Gobierno tiene algún tipo de pudor tras ver actuaciones de Pedro Sánchez como, por ejemplo, el nombramiento de la exministra de Justicia, Dolores Delgado, como nueva Fiscal General del Estado?

Respuesta: No. De hecho es una estrategia más de tipo bolivariano. Es decir, la voluntad de intentar controlar todos los poderes del Estado. Que no sólo no haya separación, sino que no haya sistemas de control entre unos y otros. Y luego hay una cuestión que es obvia, y es que estamos hablando de una ministra que ha generado enorme polémica, que ha demostrado ser profundamente sectaria y que, además, ha vivido episodios en su trayectoria personal que los podríamos calificar de dudosa honestidad, lo cual reúne el paquete entero para que nosotros estemos completamente en contra de estos nombramientos.

Pregunta: ¿Qué es lo que a usted más le preocupa de este nuevo Gobierno?

Respuesta: Como no van a tener mayoría para hacer una reforma constitucional, porque el Partido Popular va a tener capacidad de bloqueo, lo que van a intentar hacer es aquello que los juristas denominan la ‘mutación constitucional’. Es decir, a través de determinadas decisiones administrativas y por la vía de los hechos consumados, generar escenarios en los que no hay reforma constitucional, pero como si la hubiera. Ese tipo de decisiones, el recorrido normal que tendrán será ir o acabar en el Tribunal Constitucional. Por tanto, el siguiente paso que van a pretender dar va a ser el control del Tribunal Constitucional. Y ya han demostrado no tener ningún pudor.

Por ello, ahora desde el PP no es que busquemos bloquear la reforma de los órganos de la Justicia, es que lo que no vamos a hacer es ponerlos al servicio del proyecto político que describió con precisión Gabriel Rufián en el Congreso de los Diputados y que Pedro Sánchez, en ningún momento, contradijo. Por tanto, no se nos puede pedir a nosotros consenso o moderación y este tipo de cosas cuando en el otro lado lo que te están ofreciendo es el proyecto de Esquerra Republicana y de Gabriel Rufián.

Pregunta: Y frente a ese discurso de Gabriel Rufián en la investidura en el que habló de amnistía y de autodeterminación, ¿qué puede hacer el Partido Popular en estos momentos?

Repuesta: El Partido Popular ahora mismo lo que tiene que ser capaz de hacer son dos cosas. Primero, utilizar todos los instrumentos que te da la democracia para frenar el avance del proceso separatista que ahora está coliderado por el propio Gobierno de España. No es un proceso separatista que vaya directamente o a corto plazo a la independencia, busca otra cosa que a corto plazo es igualmente grave y es el blanqueamiento del separatismo y de las acciones ilegales que llevaron a cabo. Es decir, lo que pretenden es dar a entender que los días 6 y 7 de septiembre no existieron, que los días de la declaración unilateral de independencia tampoco y que la sedición y la malversación por la que han sido condenados también ha sido una anécdota, y que aquí no ha pasado absolutamente nada. Esa es la primera fase.

La segunda es entregarles la hegemonía en Cataluña. Esa hegemonía consiste sobre todo en dar a entender que Cataluña sólo son los separatistas y a algo más de la mitad que no lo somos, que nos den. Eso es lo que ahora mismo el PSOE está dispuesto a dar. Ellos dirán que eso no es estrictamente la independencia, pero ese es el caldo de cultivo para que haya un segundo intento de golpe de Estado. Si no solamente blanqueas el primer golpe, sino que encima les sigues dando más instrumentos para poder intentar el segundo, el Estado habrá algún momento en el que no tendrá la suficiente fuerza.

Nosotros lo que tenemos que garantizar es un proyecto alternativo en Cataluña, que sea capaz de ilusionar y de aglutinar a la mayoría no nacionalista. La segunda cuestión es frenarles con los instrumentos que te da el Estado de Derecho como hemos hecho a través de la Junta Electoral para que Junqueras no sea eurodiputado y, también, un proyecto a medio plazo de reagrupación de la derecha española.

entrevista-alejandro-fernandez-ld-10-dsc
Alejandro Fernández, durante la entrevista. | David Alonso.

Afortunadamente, las medidas que puede llevar a cabo el gobierno actual son muy graves pero no son irreversibles. Y ahí es donde la derecha española se tiene que reagrupar para cuando los españoles vuelvan a ser llamados a las urnas, tener un gran proyecto mayoritario que aglutine al centro derecha español para intentar, primero, reparar los destrozos que habrán cometido y segundo, ser capaces de recuperar no sólo económica sino anímicamente a la nación española.

Pregunta: ¿Usted entonces es favorable a una oposición coordinada entre los distintos partidos de centroderecha?

Respuesta: Las estrategias yo prefiero ejecutarlas y no explicarlas porque bastantes ventajas tiene ya el adversario. Lo que tenemos que ser capaces de entender todos es que va a ser un periodo en el que, si queremos servir a los españoles, lo vamos a tener que hacer desde la unidad del centroderecha. Eso significará que todo el mundo tendrá que renunciar a una parte de sus postulados. Ahí es donde todo el mundo va a tener que ser generoso y, sobre todo, abandonar una idea que ya se ha demostrado que para Ciudadanos ha sido letal, que es centrarse en sustituir al PP en lugar de sumar con el PP.

Es verdad que el PP atraviesa momentos que no son los mejores de su historia pero, incluso en estos momentos, tiene una representación local y autonómica en gobiernos infinitamente superior a cualquier otro partido en nuestro ámbito ideológico y prácticamente similar a la que tiene el PSOE. Eso hay que entenderlo. Quien se obceque en hacerle una OPA al PP acabará como ha acabado Ciudadanos por no priorizar lo que tenían que priorizar y priorizar la OPA al PP.

Pregunta: ¿Se refiere a Vox? ¿Qué opina, por ejemplo, de las manifestaciones del pasado fin de semana?

Respuesta: Yo lo que siempre digo es que si quieres hacer una manifestación conjunta tienes que sentarte a hablar y luego convocarla. No convocarla y exigirte que te sumes. Aquí tenemos que respetarnos todos. Esto lo hemos vivido con Ciudadanos. Ciudadanos se vino arriba en un momento dado porque tuvo unos excelentes resultados y creyeron que el Partido Popular sería flor de un día. Yo creo que aquí nos tenemos que respetar todos, entender la fuerza que tiene cada uno, entender por qué ha pasado esto, ser autocríticos también nosotros como Partido Popular.

Yo, por ejemplo, siempre lo he asumido con total naturalidad en Cataluña. Sólo faltaría. Hemos pasado una etapa muy difícil, y por tanto, yo no me podría poner a exigir a los demás según qué cosas. Cada uno tiene que aceptar el papel que le corresponde

Pregunta: ¿Y cree que va a llegar esa unidad de acción del centroderecha?

Respuesta: Ahora mismo es evidente que quien ha hecho la oferta de sumar ha sido el Partido Popular , y ha sido rechazada. Yo creo que las operaciones de reunificación de un proyecto político no necesariamente significan hacerle una OPA al otro partido que puede mantener sus siglas.

El primer paso puede ser una coalición electoral en determinados sitios, en determinadas Cámaras o en determinadas comunidades. Como se ha demostrado, una fórmula exitosa como Navarra Suma. Esa es la idea.

Pregunta: En Cataluña, Torrent ha asegurado que Torra va seguir siendo diputado. ¿Usted cree que va a cumplir esta amenaza o que, en el último momento, acabará reculando como ha hecho cada vez que ha sido avisado desde la Justicia?

entrevista-alejandro-fernandez-ld-10-dsc
Alejandro Fernández, fotografiado en la sede del PP en Madrid. | D.A.

Respuesta: Exacto. Yo creo que Torrent siempre ha hecho lo mismo desde que es presidente del Parlamento. Antes de recibir la notificación que le advierte de la posibilidad de cometer gravísimos delitos y, por tanto, ser procesado y acabar como su antecesora, Carme Forcadell, él hace una rueda de prensa en la que se muestra rebelde. Pero en el momento en el que recibe la notificación, cuando está justo al borde del precipicio, da un pasito atrás y recula.

Aquí hay dos debates: uno es la pérdida de la condición de diputado de Torra y la siguiente es la pérdida de la condición de presidente de la Generalidad. La primera, será cuestión de días. Torra dejará de ser diputado muy pronto, en cuanto a la Junta Electoral advierta a la Mesa de la posibilidad que estén prevaricando. Esa es una convicción porque es lo que hemos ido viendo.

El siguiente paso será un poquito más complejo porque en Cataluña para ser presidente hay que ser diputado. Puede haber algún resquicio legal al que se agarren diciendo 'bueno eso no significa que tengas que mantener esa condición de diputado todo tu mandato', pero yo creo que no les darán la razón. Lo que sí que hará es que se alargue un poco el procedimiento y, al final, tengo la sensación de que la perdida de su condición de presidente no será tan pronto.

Pregunta: ¿Y en este escenario, cómo de cerca unas nuevas elecciones catalanas?

Respuesta: Lo más probable es que Torra esté calculando los tiempos en función de cuando intuya que va a ser finalmente inhabilitado. En el momento en que es inhabilitado pierde la capacidad de convocar. Yo creo que él, en el momento que consideren más favorable a sus intereses, convocarán elecciones autonómicas. Ahora es difícil saber si serán en marzo o si serán en mayo o si serán en septiembre.

Pregunta: ¿Y el Partido Popular de Cataluña está preparado? ¿Han tenido ya conversaciones con Cs para forjar una posible unidad en esos comicios?

Respuesta: El Partido Popular catalán nació preparado. Con Cs hemos ido teniendo conversaciones y además, las hemos hecho públicas constantemente. Pero ellos, todavía el otro día, decían que no, que no querían sumar. Nosotros mantendremos la oferta hasta el último momento, pero todo indica que ellos no quieren.

Pregunta: Esquerra tiene previsto sacar adelante los presupuestos catalanes antes de final de mes. ¿Vamos a ver al líder del PSC, Miquel Iceta votando a favor de esas cuentas como contrapartida a la abstención de los separatistas para hacer presidente a Sánchez?

Respuesta: No lo sé. Es una incógnita porque creo que hay un paso previo y es si realmente hay un acuerdo entre los separatistas. Es la primera vez durante todo el proceso, siete años, en la que se advierte la posibilidad de que realmente estén rompiendo entre ellos. Entonces, difícilmente podrán sacar adelante un presupuesto si hay desconfianza entre ellos pensando que ERC va a hacer un tripartito de izquierdas con PSC y con los Comunes.

Por lo tanto, creo que antes de ver si Iceta apoya o no sus presupuestos creo que la clave ahora mismo numérica la tienen los Comunes. Pero antes incluso de eso, habría que ver si JxCAT y ERC están dispuestos a sacar ahora unos presupuestos conjuntamente o ir a elecciones sin presupuestos.

Pregunta: Y sobre esa "mesa de negociación" anunciada por el Gobierno de Sánchez. ¿Qué cree usted que es lo más grave que el Gobierno puede llevar a esa mesa después de todo lo que hemos visto en estos últimos meses del Gobierno?

Respuesta: La mesa es una operación de blanqueamiento. En primer lugar, de políticos condenados por gravísimos delitos contra la democracia. Es hacer ver que aquí no ha pasado nada y es empezar a plantear una serie de estrategias conjuntas que creo que tienen distintas fases. Yo creo que la primera es que Junqueras obtenga beneficios penitenciarios sin que la Fiscalía recurra. Creo que el nombramiento de Dolores Delgado va exactamente en esa línea. Es decir, la Generalidad de Cataluña tienen la capacidad para decidir sobre política penitenciaria y esos beneficios tienen una serie de condiciones que si fallaran, debería corresponder a la Fiscalía recurrir eso. Yo creo que ese es el primer paso, que Junqueras pueda hacer campaña electoral en unas elecciones, y eso es lo primero que se va a hablar.

Lo segundo es intentar hacer una reforma de la Justicia, que es para ellos fundamental, que no sólo blanquee, sino que les garantice impunidad de cara al futuro. Y la tercera fase será la que será completamente imposible de abordar en el marco legal actual, que es hablar de amnistía que no ha lugar en nuestro ordenamiento jurídico, o que es hablar de una reforma constitucional para la que no tienen mayoría, para hacer una consulta que puede ser una especie de atajo. No llamarla referéndum de autodeterminación pero buscar alguna fórmula que les permita hacer algo parecido.

entrevista-alejandro-fernandez-ld-10-dsc
Alejandro Fernández, en uno de los pasillos de la sede de Génova. | D.A.

Pregunta: Esta semana los jóvenes de S'ha acabat! mostraban un vídeo en el que se podía ver al nuevo ministro de Universidades, Manuel Castells, criticando a los jueces y también al PP, CS y PSOE. En él, se preguntaban qué dirá cuando los matones les increpen en la UAB. ¿Qué cree que les depara a estos estudiantes con este ministro?

os jueces no son ángeles. Tienen su ideología y su política. Son nombrados por partidos ESPAÑOLES que son nacionalistas. El PP es nacionalista, Cs de extrema derecha nacionalista y el PSOE son nacionalistas"

ué dirá cuando los matones nos increpen en la UAB? pic.twitter.com/KaNdaGkHLe

— S'HA ACABAT! (@ShaAcabat) January 12, 2020

Respuesta: Manuel Castells escribió en su día un manual de referencia que a mí siempre me pareció un libro mejorable aunque no soy quien para dar lecciones. Es el manual de referencia en muchísimas universidades y, por lo tanto, ha vivido un poco de renta de eso. Durante este tiempo, básicamente se ha dedicado a decir, sobre todo cuando habla de política, majaderías.

Lleva muchísimos años haciendo política desde la universidad, lanzando opiniones claramente en la línea ideológica de Podemos. Creo que no puede haber peor ministro para gestionar universidades porque si algo tiene que presidir la gestión de las universidades es la pluralidad, la apertura de miras y no el sectarismo ideológico.

La persona que se expresa en esos términos sobre partidos políticos democráticos demuestra que es un sectario. ¡Cómo si los pobres alumnos no nacionalistas en Cataluña no tuvieran suficientes problemas! Pues ahora, resulta que van a tener un ministro sectario, que todo indica que va a agravar todavía más los problemas de la Universidad en España.