La patronal catalana carga contra los impuestos de la Generalidad: "Es insoportable. ¡Basta!"

La nueva subida "ahogará a los ciudadanos, las empresas, los autónomos y la economía productiva", advierte el presidente.

LM/Agencias | 2020-01-14

El presidente de Foment del Treball Nacional, Josep Sánchez Llibre, clamó ayer lunes contra la reforma fiscal pactada en diciembre por la Generalidad y ha instado al vicepresidente del Ejecutivo, Pere Aragonès, a corregirla porque "ahogará a los ciudadanos, las empresas, los autónomos y la economía productiva".

En su discurso ante la asamblea general del Foment, Sánchez Llibre ha alertado de que la batería de medidas fiscales que se han incluido en la ley de acompañamiento de los presupuestos para 2020 hará que la presión fiscal sea "insoportable" en Cataluña.

Tras denunciar que las diferencias de presión fiscal entre Cataluña y la Comunidad de Madrid cada vez son "más importantes y abismales", Sánchez Llibre ha asegurado que los catalanes pagan más de un 10,39% de IRPF que los madrileños, y ha recordado que los madrileños no pagan Sucesiones y Donaciones, mientras que en Cataluña se subirá ahora este último impuesto.

Foment está en pie de guerra contra medidas incluidas en la ley de acompañamiento de los presupuestos para 2020 como el aumento del IRPF a las rentas superiores a los 90.000 euros anuales, la mayor carga fiscal para los herederos o nuevos impuestos como el que gravará el impacto medioambiental de las instalaciones eléctricas.

"Ya no podemos soportar más presión fiscal", ha espetado Sánchez Llibre al Govern en su discurso ante unos 200 asistentes a la Asamblea, entre ellos miembros de la Junta Directiva de Foment.

Sánchez Llibre ha opinado que la actual presión fiscal en Cataluña "ya es excesiva", y ha advertido de que el diferencial respecto a otras comunidades que comporta esta batería de medidas fiscales "pondrá en riesgo" la competitividad de la economía catalana y generar unas "consecuencias económicas muy negativas".

Por ello, de manera "contundente" pero a la vez con "respeto", el presidente de Foment ha lanzado un mensaje al vicepresidente y consejero de Economía de la Generalidad: "¡Basta de subir impuestos a los ciudadanos de Cataluña! ¡Basta de subir impuestos a las empresas y a los autónomos!", ha sentenciado.

"Pedimos tolerancia fiscal cero y que todo el mundo pague lo que le corresponde", ha dicho el presidente de Foment, que ha instado a las administraciones a ampliar la lucha contra el fraude fiscal para aumentar la recaudación en lugar de aumentar la carga fiscal a empresarios, autónomos y ciudadanos.

Asimismo, Foment ha emplazado al Gobierno regional, y al conjunto de las administraciones, a analizar "si hace falta reestructurar seriamente nuestras administraciones públicas, todas, y analizar si están o no sobredimensionadas, y a actuar en consecuencia".

El malestar de Foment, patronal que forma parte de la CEOE, con la subida de impuestos pactada entre el Gobierno regional y los comunes también se aprecia en el voto particular que esta organización ha hecho al dictamen emitido por el Consejo de Trabajo, Económico y Social de Cataluña (CTESC) en relación al anteproyecto de ley de medidas fiscales y financieras de la Generalitat para 2020.

En este texto, Foment pide al Gobierno suprimir la nueva escala del tramo autonómico del IRPF, en la que se aumenta la carga fiscal a las rentas superiores a los 90.000 euros anuales, con el argumento de que esta subida del IRPF "provoca un aumento de la carga impositiva sobre la clase media".