Pelea de JxCat y ERC en el 'Parlament' y nueva quema de contenedores en el centro de Barcelona

Pablo Planas

JxCat se niega a votar los presupuestos de la cámara en medio de una bronca entre separatistas por la inhabilitación de Quim Torra.

Pablo Planas (Barcelona) | 2020-01-27

Junts per Catalunya (JxCat) no está dispuesta a aceptar la inhabilitación de Quim Torra como diputado. Este lunes se ha negado a participar en las votaciones en el Parlament –se debían aprobar los presupuestos de la cámara– como muestra de apoyo al presidente de la Generalidad y ha propiciado la suspensión del pleno hasta el 5 de febrero.

Mientras en el interior de la cámara catalana se vivía otra jornada negra, cientos de independentistas se concentraban a las puertas del Parlament en actitud hostil. Reclaman que sus líderes políticos desobedezcan las resoluciones judiciales y vuelvan a chocar contra el Estado.

Tensión entre separatistas

Máxima tensión entre JxCat y ERC, que controla la cámara y ha acatado las órdenes del Tribunal Supremo y la Junta Electoral Central a fin de "blindar" la institución y "proteger" al presidente Torra, según el presidente del Parlament, Roger Torrent, y el portavoz republicano, Sergi Sabrià. Para los dirigentes de ERC, hacer un casus belli de la inhabilitación de Torra como diputado pone en riesgo las instituciones catalanas y la posibilidad de negociar con el Estado de "Govern a Gobierno". ERC es partidaria de continuar con la legislatura. Compra la retórica irredenta y maximalista de JxCat, habla de usurpación y se dice dispuesta a defender los derechos de Torra hasta el final, pero no quiere romper la baraja como exigen los posconvergentes y la CUP.

El aplazamiento del pleno hasta el 5 de febrero es la prórroga que se han dado los grupos separatistas para tratar de recomponer sus cada vez más deterioradas relaciones. La legislatura está en el aire y el adelanto electoral vuelve a ser una opción, la única salida si JxCat no acepta las componendas de ERC, que aboga por considerar a Torra diputado sólo a efectos "políticos", sin dejarle votar.

El presidente de la Generalidad no transige. O diputado o nada. Este lunes ha retado a Torrent a que mantenga el compromiso adoptado por el pleno el pasado 4 de enero, cuando se ratificó su condición de diputado, y en una declaración el 10 de enero en la que los grupos independentistas volvieron a insistir en la defensa de los derechos de representación del presidente regional.

Disturbios callejeros

La oposición exige elecciones. Ciudadanos llama a Torra "delincuente", el PP destaca los "navajazos" entre separatistas y ERC trata de ganar tiempo mientras las entidades independentistas instan a sus bases a reemprender las protestas callejeras. Un centenar de individuos provocaron disturbios en el centro de Barcelona al término del pleno. Se dirigieron a la plaza de Urquinaona, escenario de graves altercados cuando la sentencia del Tribunal Supremo, y quemaron contenedores. También en la Gran Vía, donde cortaron el tráfico.

Excursión de los presos

Todo esto ocurre pocas horas antes de que seis de los políticos presos por el golpe de Estado, los que eran consejeros del gobierno de Puigdmeont, vayan a comparecer en persona en la comisión sobre el 155 del Parlament. A partir de las nueve de la mañana de este martes pasaran por la cámara Oriol Junqueras, Jordi Turull, Josep Rull, Dolors Bassa, Raül Romeva y Joaquim Forn, Todos coinciden en proclamar la independencia no fue un error sino el cumplimiento de una promesa y afirman que lo volverán a hacer. Además, retan a los diputados de la oposición a mirarles a los ojos. Los representantes del PSC y el PP han anunciado que no asistirán a la comisión. Los de Ciudadanos sí que acudirán.

Se prevén escenas de tensión. Los presos pretenden llevar a cabo un ajuste de cuentas político con el apoyo de sus compañeros y en un contexto altamente inflamable. JxCat acusa a ERC de haber cedido a las presiones del Tribunal Supremo y la Junta Electoral y amenaza con reventar el gobierno y la legislatura. Los diputados y consejeros de ERC no han disimulado su malestar con el discurso de Torra y sus reproches y han permanecido sentados y sin aplaudir mientras Torra era ovacionado por los suyos. No sería la primera vez que los socios recomponen una crisis en el último minuto, pero las relaciones personales entre los socios están muy deterioradas.