Madrid se prepara para construir el rascacielos más alto de Europa

El edificio medirá unos 330 metros de altura.

Libre Mercado | 2020-02-05

El plan Madrid Nuevo Norte, que se desarrollará entre Plaza de Castilla y el monte de El Pardo, es uno de los proyectos urbanísticos más grandes que se van a construir en Europa en los próximos años. En total, la antigua Operación Chamartín ocupará 3 millones de metros cuadrados y tendrán una longitud de 5 kilómetros. En este amplio espacio se construirán bloques residenciales, edificios para oficinas, zonas verdes, zonas comerciales y varios rascacielos. Uno de ellos, además, pretende colgarse la medalla de ser el edificio más alto de Europa.

El rascacielos en cuestión medirá unos 330 metros de altura, contando las antenas, y superará al edificio más alto hasta el momento: The Shard, de 309,7 metros situado en Londres. Aunque eso sí, la gigantesca torre madrileña no estará entre los más altos del mundo, pero sí entre los 100 primeros. Se quedará muy alejado de los 828 metros del Burj Khalifa y de los 632 metros de la torre de Shanghái. Pese a ello, será casi 100 metros más alto que las famosas cuatro torres.

"No está definida aún la altura definitiva de la gran torre que se construirá en Madrid Nuevo Norte pero, según normativa, sus antenas podrían llegar hasta los 330 metros", comentan en la web de la promotora. Su competidor más directo está ahora mismo en construcción, en la ciudad polaca de Varsovia. Ya que el edificio llamado Varso, diseñado por Foster & Partners, medirá 310 metros de altura y llevará el titulo del más alto de Europa hasta que se termine de construir la torre madrileña.

"El nuevo supertall madrileño no estará solo, ya que estará rodeado de otros edificios en altura del nuevo distrito de negocios de Madrid Nuevo Norte, un conjunto icónico que cambiará la imagen del Madrid y que redefinirá su skyline", explican en la promotora.

En definitiva, la intención es crear un centro empresarial para generar una nueva vida urbana en la capital de España. "Todo ello servirá para crear un distrito representativo de la capital junto con la renovada estación de Chamartín que se va a convertir en el centro de la Alta Velocidad española, a lo que se suma el gran parque central de 13 hectáreas sobre el haz de vías", comentan.