Puigdemont capitaliza el diálogo con Sánchez para dinamitar la mesa y erosionar a ERC

Pablo Planas

JxCat abre la precampaña confiada en que superará a los republicanos, a quienes acusa de haber "violado" el Parlament.

Pablo Planas (Barcelona) | 2020-02-08

Euforia en Junts per Catalunya (JxCat). Nueva "jugada maestra" frente a ERC. Puigdemont se aprovechó en enero de una resolución del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) para ser reconocido como eurodiputado y ahora los posconvergentes capitalizan las gestiones de ERC con el Gobierno y el PSOE para aparecer ante la opinión pública como los campeones del diálogo y la negociación y también para constatar desde dentro, en la mesa de diálogo, las verdaderas intenciones de Pedro Sánchez. A decir de los posconvergentes, ERC está desbordada y comienza la precampaña de las autonómicas encadenando errores fruto de la falta de consistencia de sus dirigentes.

JxCat ha celebrado este sábado en el mausoleo del Borne su primer mitin de precampaña, un acto con la plana mayor del gobierno regional, del grupo parlamentario y con la participación a través de vídeo de Carles Puigdemont. El enemigo a batir es ERC, a quien las encuestas dan una ligera ventaja, nada que no se pueda recortar en un par o tres de meses y más partiendo de la base de que ERC es el partido "botifler" (traidor), la formación que facilitó la investidura de Pedro Sánchez a cambio de nada y la que se sometió al dictado de la Junta Electoral Central (JEC) y retiró a Quim Torra su acta de diputado. Son los mensajes de fondo de los dirigentes posconvergentes.

El prófugo ha sacado pecho por la resiliencia de su formación. Dice que lo han superado todo y que superarán las encuestas, que son la fuerza política del "realismo y la eficacia" y que al tiempo no renuncian al mandato del referéndum ilegal. Puigdemont ha aprovechado el mitin para arremeter no sólo contra ERC sino también contra Sánchez, un personaje que "hace cuatro días no le descolgaba el teléfono al presidente Torra y ahora viene de visita al Palacio de la Generalidad". El plan es capitalizar el diálogo y dinamitar la mesa para erosionar a ERC.

La condición del relator

Torra se ha mostrado más comedido respecto a Sánchez, pero ha mostrado las costuras por las que reventará la mesa de diálogo. El relator es una condición indispensable, según Torra, porque obedece a un acuerdo entre las formaciones separatistas en el parlamento y "el Govern se debe a lo se votó en el Parlament". La autodeterminación y el fin de lo que los separatistas consideran represiones son otras claves de la negociación a las que JxCat no piensa renunciar, de ahí que Torra haya insistido en que la "agenda del reencuentro" planteada por Sánchez se aborde en la comisión bilateral, al margen de la mesa de negociación principal.

Agenda con "tufo colonial"

Especialmente intensas se han mostrado en el mitin Elsa Artadi y Laura Borràs. La primera se ha ocupado de ERC, a la que ha atacado con contundencia y de que la que ha dicho que su independentismo supuestamente pragmático "es el más mágico y menos práctico de todos". También ha censurado que ERC permitiese a la Junta Electoral "violar" el Parlament con la retirada a Torra de la condición de diputado. Y ha apostillado que "los verdaderos éxitos han venido desde el exilio", ataque dirigido especialmente a Oriol Junqueras. Borràs, por su parte, ha arremetido contra Sánchez y su "agenda del reencuentro", que en su opinión desprende un "tufo colonial". En cuento al listado de inversiones, traspasos y acuerdos, Borràs ha asegurado que "si quieren listas les podemos hacer una de personas en la cárcel".

JxCat emprende la campaña desde una posición de fuerza de cara a las bases electorales del separatismo. No ha cedido en el asunto del acta de Torra, facilitará la aprobación de los presupuestos autonómicos y fiscalizará la mesa de diálogo. También tiene en su mano la decisión sobre la fecha de las elecciones autonómicas.

El PSC, abierto a pactar con el prófugo

Por si fueran pocas ventajas, la dirigente del PSC Núria Marín, alcaldesa de la segunda ciudad de Cataluña, Hospitalet de Llobregat, y presidenta de la Diputación de Barcelona, ha asegurado este sábado que no se puede descartar un acuerdo entre socialistas y posconvergentes tras las elecciones autonómicas similar al que mantienen ambas formaciones en la Diputación. Ni siquiera la condición de prófugo de Puigdemont arredra al PSC.