Worten al límite: 300 millones de pérdidas, cierre de tiendas, ERE y causa de disolución

Las cuentas depositadas en el Registro Mercantil referentes al año 2018 han disparado las alarmas.

Libre Mercado | 2020-02-11

Worten es una filial del grupo portugués Sonae y desde 1996, se ha dedicado a la venta de electrodomésticos y electrónica con tiendas en España y en Portugal. De hecho, hasta hace bien poco contaba con 125 establecimientos en territorio luso y 60 en suelo español. Sin embargo, desde su desembarco en España en el año 2008, Worten ha atravesado varias crisis que han puesto en riesgo la viabilidad de la compañía. Aunque, la actual puede ser la más grave.

Las cuentas depositadas en el Registro Mercantil referentes al año 2018 han disparado las alarmas. El resultado que más preocupa es el que tiene que ver con las pérdidas de ejercicios anteriores, en ese epígrafe, Worten señala haber perdido 320 millones de euros. Aunque, según estos datos, en 2018 las ventas mejoraron un 23% hasta llegar a los 243,6 millones de euros.

A estas cifras oficiales de 2018 se añade el informe de auditoría de PwC sobre el primer semestre de 2019, al que Cinco Días ha tenido acceso. Según el texto, la compañía ha tenido "pérdidas acumuladas hasta el primer semestre del ejercicio 2019" que han "reducido el patrimonio a una cantidad inferior a la mitad de la cifra del capital social". Algo muy grave, ya que coloca a la empresa en causa de disolución, e indica una "incertidumbre material" y "dudas significativas" sobre la capacidad de la empresa para seguir operando.

Cierre tiendas

A finales de 2018, la filial de Sonae, tenía 49 tiendas en España, 11 menos que en su pico más alto de expansión. En 2019 ordenó cerrar otras 9 tiendas y puso en marcha un expediente de regulación de empleo que afectó a 79 trabajadores. La situación, lejos de cambiar, ha seguido este mismo camino en 2020. Según Business Insider, Worten ha cerrado 3 tiendas recientemente, dos de ellas en Madrid y otra en Ponferrada.

La compañía, por su parte, asegura que el cierre de establecimientos tiene que ver con que "la empresa está enfocada en el crecimiento de los canales digitales". La cadena ha asegura que "no está en causa de disolución a día de hoy" y que, "seguirá desarrollando su estrategia y manteniendo sus compromisos, beneficiándose del apoyo y robustez de un accionista de referencia como es Sonae".