Los ingresos de Orange en España descienden un 1,5% en 2019

Orange ha cerrado 2019 con casi 20,39 millones de clientes, de los cuales 16,31 millones son de telefonía móvil, un 0,8% más que el año anterior.

LD/Agencias | 2020-02-13

La operadora francesa de telecomunicaciones Orange alcanzó una cifra de negocio en España de 5.280 millones de euros al cierre del ejercicio 2019, lo que supone un 1,3% menos que el año anterior, aunque en términos comparables el descenso fue del 1,5%.

En un comunicado, el grupo francés de telecomunicaciones ha señalado que su filial española ha preservado en 2019 "su valor y su eficiencia operativa" en un entorno marcado por un cambio en el mercado hacia las tarifas de bajo coste.

En el cuatro trimestre del año, los ingresos de Orange en España alcanzaron los 1.346 millones de euros, un 2,1% menos que los tres últimos meses de 2018. En términos comparables, los ingresos se redujeron un 2,3%.

La operadora detalla que los ingresos por servicios minoristas, que representa el 71% de los ingresos totales, se vieron especialmente afectados por esta tendencia bajista, ya que descendieron un 2,9% en términos comparables en el conjunto del año y un 3,4% en el cuarto trimestre.

En concreto, la facturación de sus ofertas convergentes cayó un 2,4% en 2019 y un 3,1% en los tres últimos meses de año, mientras que la de sus servicios sólo móviles descendió un 5,7% y un 6,4%, respectivamente. Por el contrario, los ingresos de los servicios fijos aumentaron un 1% en ambos periodos.

Por su parte, los ingresos mayoristas aumentaron un 11,9% en términos comparables y un 11,2% en reportados, hasta los 901 millones de euros, en el conjunto del año, mientras que en el cuarto trimestre subieron un 5,6% y un 5,7%, respectivamente.

Por el contrario, la facturación por venta de equipos descendió un 9,5% en 2019 en ambas variables, hasta los 620 millones de euros, mientras que en el cuarto trimestre bajo un 6,1% en términos comparables y un 9,9% en reportados.

Por otro lado, y en línea con el objetivo de mantener la base de clientes de valor, el ingreso medio por usuario convergente aumentó 1,2 euros desde finales del tercer trimestre, hasta cerrar 2019 en los 59,1 euros.

Aumento del Ebitda

El resultado bruto de explotación (Ebitda) ajustado de Orange en España alcanzó el año pasado los 1.646 millones de euros, lo que representa un aumento del 0,3% en términos comparables, mientras que el Ebitda proforma aumentó un 4,5%. Por su parte, el beneficio operativo subió un 12,7% en reportados, hasta los 626 millones de euros.

En esta línea, la compañía añade que la ratio de Ebitda respecto a los ingresos aumentó desde el 30,7% hasta el 31,2%, en línea con los objetivos de eficiencia de costes, gracias en particular a los esfuerzos de digitalización en los campos de distribución y atención al cliente.

Por otro lado, la inversiones de capital (capex) en España descendieron un 24% en 2018 en términos comparables, hasta los 812 millones de euros, debido principalmente a la desaceleración del despliegue de fibra. La ratio respecto a los ingresos descendió 4,6 puntos porcentuales, hasta el 15,4%.

Además, la compañía añade que invirtió un total de 997 millones de euros en 2019, lo que representa un 19% sobre sus ingresos, excluyendo la venta de torres no estratégicas realizada el pasado año. Gracias a esta inversión, cuenta ya con una cobertura móvil de cuarta generación superior al 97% de la población española y alcanza con su red de fibra a 14,9 millones de hogares en España, un 7,8% más que el año anterior.

Más clientes de móvil

Orange ha cerrado 2019 con casi 20,39 millones de clientes, de los cuales 16,31 millones son de telefonía móvil, un 0,8% más que el año anterior, y alrededor de 4,07 millones de banda ancha fija, un 1,9% menos. Asimismo, la operadora supera ya en España los 718.000 clientes de televisión, un 0,3% más.

En telefonía móvil, la compañía aumentó el pasado año su base de clientes de contrato un 2%, hasta los 13,74 millones, mientras que los de prepago descendieron un 5,1%, hasta casi 2,57 millones. La operadora contaba con más de 11 millones de clientes 4G (el 68% de la base móvil), un 5,4% más que el año anterior.

Asimismo, la red de Orange da servicio a más de 2,7 millones de clientes de operadores móviles virtuales, un 17,2% menos que el año anterior, lo que la convierte en la red que gestiona un mayor número de clientes actualmente en España.

En cuanto a la banda ancha fija, Orange detalla que el 83,4% de los clientes residenciales de este servicio ya disfruta de ofertas convergentes y destaca la "fuerte progresión" del número de clientes de fibra, que ya suma 3,2 millones de clientes, lo que supone un incremento del 11% sobre la cifra del año anterior.