Centenares de policías y guardias civiles se concentran en el Congreso con una pancarta de "PSOE traidor"

Javier Arias Borque

Jusapol exige que el Congreso apruebe una Iniciativa Legislativa Popular para que los cuerpos estatales cobren lo mismo que los autonómicos.

J. Arias Borque | 2020-03-03

Varios centenares de agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil se han concentrando este martes por la mañana a las puertas del Congreso de los Diputados para exigir al Gobierno la equiparación salarial, es decir, que los efectivos de los cuerpos de seguridad estatales perciban el mismo salario que los de los cuerpos policiales autonómicos.

La protesta esta convocada por Jusapol, el movimiento policial que lideró buena parte de las movilizaciones que se produjeron hace dos años a favor de la equiparación, y que fue el germen tanto del sindicato policial Jupol (mayoritario en el Consejo de Personal de la Policía Nacional) como de la asociación profesional Jucil, que todavía no cuenta con representantes en el Consejo de la Guardia Civil.

El malestar en el seno de las Fuerzas de Seguridad se ha incrementado en los últimos días, tras conocerse que el Gobierno de coalición de PSOE y Podemos ha vetado que se vote en la Cámara Baja una Iniciativa Legislativa Popular registrada por Jusapol para que se aprueba una ley que impida que un agente de una policía autonómica pueda cobrar mayor salario que un agente de un cuerpo estatal cuando tienen el mismo puesto y la misma experiencia.

Los agentes se han concentrado inicialmente en la Carrera de San Jerónimo a la altura del Hotel Palace, donde se había instalado el cordón policial. Allí han extendido sus pancartas, entre ellas, una en la que se podía leer "PSOE, traidor". Y allí también han recibido la visita de dirigentes de Vox como Javier Ortega Smith, Macarena Olona o Francisco José Alcaraz, o de dirigentes del PP como Ana Belén Blanco.

Pocos minutos después de las 10:30 de la mañana se han vivido los momentos de mayor tensión, cuando los concentrados han saltado el cordón policial establecido para llegar hasta la Puerta de los Leones del Congreso, obligando a los antidisturbios (unidades UIP) de la Policía a reconfigurar el área de seguridad.

Tras unos minutos exigiendo la equiparación salarial con las policías autonómicas, uno de los portavoces de Jusapol ha tomado la palabra para lanzar durísimas acusaciones contra el PSOE, como la de "escupir en las tumbas de los muertos" –en alusión a los agentes asesinados por ETA–. También les ha acusado de "traidores" y ha prometido que se conseguirá la equiparación salarial.

Tras esto, ha solicitado a los congregados que abandonaran los alrededores del Congreso de los Diputados para ir a cortar el Paseo de la Castellana de Madrid. Exactamente, a la plaza de Neptuno, que ha estado ocupada por los agentes congregados durante varias horas, afectando de forma importante al tráfico rodado.

Interior justifica el veto a la ILP

El Ministerio del Interior ha mantenido este martes que el veto de la Iniciativa Legislativa Popular presentada por Jusapol se ha realizado porque pretendía "supeditar la política retributiva del Estado a la de los gobiernos autonómicos o locales". "Se pretende ligar el sueldo de la Policía y Guardia Civil a cualquier futura subida salarial de los cuerpos policiales no solo autonómicos sino también locales", dicen desde el departamento de Fernando Grande Marlaska.

En esta línea, han recordado que en 2018 se acordó con los sindicatos de la Policía Nacional y las asociaciones profesionales de la Guardia Civil una subida salarial de 807 millones de euros en tres años, del que ya se han efectuado las dos primeras. Sobre la última, correspondiente a 2020, han vuelto a insistir en que todavía se está negociando en la mesa técnica qué porcentaje del paquete económico de este año irá destinado a cada cuerpo y que luego se hará efectivo desde el 1 de enero.

Insisten desde el Ministerio que cuando se abone el tercer tramo de la equiparación salarial en los próximos meses, los agentes de cada uno de los cuerpos cobrarán de media un 20 por ciento más que en 2017. Eso sí, lo que no recuerdan desde el departamento de Marlaska es que ese paquete de 807 millones estaba supeditado a alcanzar una equiparación salarial real entre los cuerpos estatales y los Mossos d´Esquadra, algo que no se va a conseguir ni con el tercer tramo de la subida pactada.