¿Qué implica que el contagio y las cuarentenas por coronavirus sean baja laboral?

Beatriz García

Esta decisión supone un cambio de criterio al que estableció la Seguridad Social a finales de febrero.

Beatriz García | 2020-03-11

El Gobierno ha anunciado las primeras medidas económicas para paliar el efecto del coronavirus. En la tarde-noche de ayer martes, Pedro Sánchez avanzó algunas de sus líneas maestras, como el "aplazamiento" (que no la rebaja) de algunos impuestos, la extensión de líneas de crédito para las empresas y favorecer la flexibilidad laboral para "evitar despidos". Antes de eso, el Consejo de Ministros aprobaba un real decreto ley para que las personas en aislamiento preventivo o contagiadas por el Covid-19 se considerasen en situación de incapacidad temporal por contingencias profesionales.

Esto significa que, para la Seguridad Social, estos afectados están en situación de Incapacidad Temporal como si fuera una baja laboral por Accidente de Trabajo. Así, los enfermos o sospechosos de estarlo pasarán a percibir desde el día siguiente al de la baja laboral el 75% de la base reguladora, con cargo a la Administración.

Cambio de criterio

Esta decisión supone un cambio de criterio al que estableció la Seguridad Social a finales de febrero. Entonces, el departamento que dirige José Luis Escrivá aseguró que los trabajadores en aislamiento preventivo se considerarían en situación de incapacidad temporal (baja laboral) por enfermedad común. Esto suponía que el coronavirus se clasificaba como cualquier gripe o accidente no laboral, lo que implicaba que el trabajador cobraría un subsidio menor.

En los casos de enfermedad común, el empleado no cobra nada durante los tres primeros días de baja. Ya a partir del 4º día hasta el 20º inclusive, obtiene el 60% de la base reguladora y, a partir de entonces, el 75%. Además, en los supuestos de enfermedad común el abono del subsidio entre los días 4 y 15 de baja en el trabajo se atribuye al empresario, lo que podría suponer un duro golpe para los negocios si, tal y como se prevé, siguen aumentando los contagios. Tras la primera decisión del Gobierno, la CEOE alertó del cierre de empresas si tienen que asumir salarios de empleados aislados por el coronavirus. "Lo que no puede pasar es que empresas con una situación económica que ya no es tan buena tengamos que hacer frente a este tema; cuidado, porque entonces tendremos un problema muy importante de empresas que cerrarán", advertía su presidente, Antonio Garamendi.

"Si se considera baja laboral, la prestación la paga la empresa, pero con cargo a la Mutua. Es lo que se considera un pago delegado en el que la empresa hace de mera transmisora", explica el abogado y profesor de derecho laboral de la UOC, Víctor Canalda. Eso sí, "hay convenios que contemplan el pago de hasta el 100% del salario, por lo que, de tener algún afectado, sería la empresa la que tendría que abonar ese 25% que queda", añade. El experto señala que considerar el contagio o cuarentena de coronavirus como un accidente laboral "es un regalo al trabajador" porque "le beneficia sin duda", aunque "se pierda el espíritu de la incapacidad temporal, ya que esos trabajadores no se han contagiado en el trabajo necesariamente".