Los datos que desmienten los mantras de la izquierda sobre la sanidad madrileña

Diego Sánchez de la Cruz

El gasto sanitario sube en 2019. Aunque otras CCAA gastan más, Madrid tiene mejores indicadores y su evolución es más favorable.

Diego Sánchez de la Cruz | 2020-03-12

Aunque cada vez son más las voces que critican la inacción del gobierno central, la izquierda prefiere mirar hacia otro lado y, rescatando un viejo clásico, culpar del coronavirus al modelo liberal madrileño. Hay que destacar que El País, su diario de referencia, titulaba que la CAM "se enfrenta al avance del coronavirus con una sanidad desbordada". El artículo repite los mantras habituales con los que se tratan estos asuntos, hablando de "recortes", "externalizaciones", "expansión de la sanidad privada"…

Pero, ¿qué hay de cierto detrás de estos argumentos tan manidos? Empecemos por el gasto total en materia de sanidad. La CAM dedicó a la sanidad 6.000 millones de euros en el año 2006. Esta cifra contrasta con los 7.900 millones del año 2018. Para 2019, los datos casi definitivos arrojan un nuevo aumento hasta los 8.100 millones. De manera que, tras una dura crisis y una esperada recuperación, las cifras desmontan por entero el discurso de los "recortes".

Otra forma de medir si la sanidad es una prioridad o no en el gasto del gobierno regional pasa por estudiar qué porcentaje del presupuesto madrileño va a financiar la sanidad. En el año 2006, este porcentaje era del 36,1%, mientras que en 2018 ascendía al 36,4%. No se ha producido, pues, un descenso en el peso de la sanidad sobre el gasto total, sino todo lo contrario: sigue suponiendo una de las principales partidas de los presupuestos autonómicos.

Eso sí: la población de Madrid ha aumentado, de modo que es importante medir también el cambio en el gasto sanitario por habitante. Si tomamos ese enfoque, podemos ver que dicho indicador ha crecido de 997 a 1.195 euros durante el periodo que va de 2006 a 2018. Ni rastro, pues, de los "recortes" que denuncian desde El País.

Aún así, puesto que Madrid es una de las comunidades autónomas con un menor gasto sanitario por habitante, hay quienes admiten que los presupuestos han aumentado, pero defienden que deberían hacerlo mucho más. No obstante, los datos muestran que la gestión está siendo favorable, puesto que todos los indicadores sanitarios han mejorado entre 2010 y 2018. Es el caso del índice agregado de mortalidad por ingresos graves (cae del 9,2% al 8,3%), la mortalidad hospitalaria de los infartos agudos de miocardio (baja del 7,7% al 5,9%) o la satisfacción de los pacientes (sube del 86,5% al 88,9% en hospitales y del 84% al 88,4% en los centros de salud).

Por otro lado, conviene recordar que Madrid tiene una de las diez mejores sanidades de Europa según el ranking que elabora Numbeo y que seis de los diez hospitales más reputados de España están situados en la región gobernada por Isabel Díaz Ayuso. Y es que, como ya explicó Libre Mercado, el modelo de colaboración público-privada ha hecho que el sistema sanitario de la CAM termine arrojando los mejores resultados de España con un gasto más bajo que el de otras autonomías.