Un día después de invitar a los franceses a votar Macron impone 15 días de cuarentena: "Estamos en guerra"

El presidente francés anuncia el aplazamiento de la segunda vuelta de las elecciones locales que se empezaron a votar este domingo.

LD/Agencias | 2020-03-16

La irresponsabilidad de los políticos no entiende de fronteras. Si desde el Gobierno de Pedro Sánchez y las televisiones referencia de la izquierda se alentaba a las masas a acudir a la manifestación feminista del 8-M a pesar de que ya había numerosos casos de contagios por el coronavirus, en Francia el presidente Emmanuel Macron pidió este domingo que acudieran en masa a votar en la primera vuelta de las elecciones locales.

Como pasó en España, un día después de las fechas señaladas anteriormente, la situación del país del norte de España es de "guerra". Así, el presidente de Francia ha anunciado este lunes un periodo de 15 días de aislamiento en los hogares efectivo para todo el territorio del país para intentar así atajar el contagio del nuevo coronavirus. Además, ha anunciado el aplazamiento sin fecha de la segunda vuelta de las elecciones locales, prevista para el 22 de marzo.

"Nuestros viajes se reducirán considerablemente. Ya no se permitirán reuniones al aire libre y no podremos estar con nuestros amigos. Se trata de limitar los contactos en la medida de lo posible", ha explicado Macron en un mensaje a la nación.

"En todo el territorio francés solo se deben realizar los desplazamientos necesarios, para comprar, respetando las distancias, para recibir tratamiento médico, para ir a trabajar (...) Todas las empresas deben organizarse para facilitar el trabajo en remoto y cuando ello no sea posible, tendrán que adaptar su organización", ha añadido, al tiempo que ha advertido de que "cualquier incumplimiento será penalizado".

Macron ha destacado que la decisión ha sido por "acuerdo unánime" con los líderes de los partidos políticos. "Estamos en guerra, en una guerra de salud, por supuesto, pero el enemigo está aquí, invisible, esquivo", ha arengado.

En respuesta, Macron se ha propuesto luchar "día y noche" contra la epidemia. Para hacerlo "todas las reformas se suspenden, comenzando por la reforma de las pensiones".