El coronavirus coge a Prisa con el pie cambiado y pierde más de 500 millones

En los últimos siete días Prisa pierde más de la mitad de su valor y cotiza a 60 céntimos por acción.

Libre Mercado | 2020-03-18

El pasado 11 de marzo, hace justo una semana, y cuando la crisis del coronavirus comenzaba a golpear con fuerza en España con el decreto del cierre de centros educativos en la Comunidad de Madrid y en Vitoria, el grupo de comunicación Prisa caía un 16,46% en Bolsa, el segundo mayor descenso del Mercado Continuo, hasta 1,056 euros por acción, tras fracasar la venta de Media Capital a la portuguesa Cofina, que no ha podido realizar el aumento de capital de 85 millones de euros que exigía la operación.

Una semana después, Prisa anunciaba que continuará adelante con las medidas y acciones legales iniciadas frente a la sociedad portuguesa Cofina por anular la compra de Media Capital. El grupo portugués Cofina renunció, sin previo aviso, a realizar la última ampliación de capital con la que iba a financiar la compra de la totalidad de la compañía audiovisual.

Pierde más de la mitad de su valor en una semana

Pero estas circunstancias han colocado a Prisa en una situación muy delicada, porque las pérdidas de la última semana han hecho a la compañía propietaria del diario El País se deje la friolera de 500 millones de euros. En una semana acumula el bruto de la caída anual de la compañía y que supera el 60% (63,55%) y marca una capitalización de mercado de 424,16 millones. Esto complica y mucho la próxima presentación de resultados que tendrá lugar el próximo 24 de abril. La última semana ha sido criminal para la compañía que ahora preside Javier Monzón. El 11 de marzo se dejó un 16,46%, el 12 un 7,48, el 13 un 18,83% y este lunes un 25,47%. El precio de la acción se sitúa en los 0,6 euros por título, la mitad de lo que valía el 11 de marzo.

Deuda y Medicapital

Esta situación convierte la venta de Mediacapital en un verdadero drama para Prisa que lleva desde 2017 en esta tesitura tras dos operaciones fallidas. En junio de 2018 se truncó su primera venta. Después de once meses de deliberaciones el regulador portugués bloqueó la operación considerando que se hubiese producido una concentración del mercado audiovisual entre Media Capital y Altice.

A esto se suma el problema de deuda de Prisa que logró refinanciarla en verano de 2018 y que cerró el año pasado (2019) con un nivel de endeudamiento bancario cercano a los 1.000 millones. Así las cosas, la paralización de la venta y el desplome en bolsa reducen de forma drástica las opciones de pago con una actividad centrada únicamente en el negocio de medios de comunicación y editorial con Santillana.