Castilla y León reclama al Gobierno medidas de confinamiento más duras

La Junta ofrecerá a los MIR contratos de dos años prorrogables para los Hospitales que necesiten reforzar servicios

Agencia Ical | 2020-03-22

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, respaldó hoy la medida anunciada por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de prolongar en 15 días el estado de alarma, a la vez que reclamó al Ejecutivo central que endurezca las medidas de confinamiento y que garantice el suministro de test rápidos de Covid-19 y de material de protección.

Mañueco, que realizó estas declaraciones en una rueda de prensa tras participar junto al resto de presidentes autonómicos en una videoconferencia con el presidente del Gobierno, también exigió al Ejecutivo central la puesta en marcha de un puente aéreo con China para que puedan llegar con celeridad a Castilla y León las compras de material de protección que la Junta ha realizado en este país asiático.

En este sentido, el presidente de la Junta recalcó que le pidió a Pedro Sánchez que el Gobierno se ponga al servicios de las comunidades, ya que otros gobiernos regionales también han realizado compras en China, y que garantice un puente aéreo con este país que acabe con la "maraña burocrática".

Entre las medidas para endurecer el confinamiento, Mañueco se refirió a reducir la movilidad de la población, cerrar los lugares de culto, suprimir la actividad industrial "no esencial" y un mayor control en calles y en carreteras. No obstante, el presidente afirmó que "todas las comunidades autónomas estamos en el mismo equipo, en el equipo del Gobierno de España".

Test rápidos

En su comparecencia, el presidente autonómico también explicó que la responsabilidad del Gobierno es hacer llegar cuanto antes a las comunidades los test rápidos para detectar los casos de Covid-19, así como los equipos de protección individual. Mañueco indicó que gracias al llamamiento a la solidaridad realizado por la Junta el pasado domingo se han logrado reunir 270.000 mascarillas, a la que hay que sumar las 150.000 requisadas a un empresarios leonés, mientras que desde el Gobierno se ha facilitado 90.000.

Con respecto a los test rápidos, anunció que la intención de la Consejería de Sanidad es extender las pruebas que se realizan en el hospital de El Bierzo, en las que a las personas sospechosas de estar contagiadas se les hace el test sin bajarse de su coche.

A su vez, Mañueco también reclamó a Sánchez que las ayudas sociales adicionales se multipliquen por cuatro para la Comunidad, teniendo en cuenta las condiciones poblaciones y de dispersión de Castilla y León.

Por último, en su intervención, también insistió en que los dos objetivos de la Junta en estos momentos son garantiza la atención sanitaria y la ayuda a las personas más vulnerables, en especial en las residencias de mayores y centros socio-sanitarios, así como el abastecimiento y la distribución de la cadena alimentaria y el mantenimiento de la actividad económica y el empleo.

Refuerzo sanitario

Alfonso Fernández Mañueco anunció también que el gobierno autonómico impulsará un Plan de Fidelización para los Médicos Internos Residentes (MIR) mediante contratos de adjuntos con dos años de duración, prorrogables en un año más, para aquellos hospitales que de la Comunidad Autónoma que necesiten reforzar los servicios.

En este sentido, Fernández Mañueco también avanzó que se contratará a medio millar de sanitarios, entre médicos, enfermeros, farmacéuticos, biólogos y psicólogos, procedentes del último año de especialidad, también como adjuntos, para reforzar el sistema sanitario durante la duración del Estado de Alarma.

El presidente de la Junta señaló también como "imprescindible" que "se incremente la producción farmacéutica" para garantizar el suministro de material, algo que "es el Gobierno quien tiene que hacerlo, para que la industria nacional destinada a este ámbito pueda autoabastecerse".

De igual forma, detalló que se está trabajando en la posibilidad de la reconversión de fábricas, "un tema complicado" para el que el gobierno autonómico se ha puesto ya en contacto con el Ministerio de Industria, para "estudiar la posibilidad de orientar la producción hacia material de protección y farmacéutico", algo para lo que "Castilla y León tiene la posibilidad de trabajar mucho y bien".

El Hospital de Segovia, al límite

Según apuntó el presidente de la Junta, durante la reunión mantenida con el presidente del Gobierno también abordó la necesidad de apoyo al Hospital de Segovia, que se encuentra "en una situación límite", para lo que solicitó "el apoyo del Ejército", al tiempo que "se buscan en el propio hospital otros espacios que también puedan servir".

Una situación, la del Hospital de Segovia, que podría producirse en cualquier otro centro de Castilla y León en cuanto se produzca un incremento aún mayor del número de casos, para lo que Alfonso Fernández Mañueco aseguró la Junta cuenta con un plan de externacionalización de los recursos, en el que están "establecidos y pensados todos los sistemas y alternativas que sean necesarias en los hospitales de todas las provincias".

"Para aquello a lo que no pueda llegar sanidad pública, contamos con la posibilidad utilizar otros recursos, como es el caso de la movilización de las camas de las enfermerías de las cárceles de Segovia y Soria para ponerlas a disposición de los hospitales. En cada provincia existe un plan adaptado sus las circunstancias y se tomarán decisiones en función de las necesidades, de acuerdo con el plan de coordinación con gerentes de hospitales, de área y de Atención Primaria", detalló el presidente de la Junta.

Finalmente, Mañueco también se refirió a la previsible falta de personal en las residencia de mayores, respecto a lo que quiso dejar claro que "las personas mayores necesitan una atención especializada, para eso no puede ir cualquier persona", por lo que señaló que en esos casos, "los directores de las residencias se tienen que poner en contacto con los gerentes de Servicios Sociales de cada provincia".