Isidoro San José recuerda la figura de Goyo Benito en 'Fútbol es Radio'

Guillermo Domínguez

Ambos coincidieron en el vestuario blanco a finales de la década de los 70. "Era un auténtico atleta, iba increíble por arriba", dice de Hacha Brava.

G.D. | 2020-04-03

El madridismo está de luto con la muerte de Goyo Benito, mítico defensa del conjunto blanco que falleció este jueves a los 73 años de edad. Al igual que Juan Gómez Juanito (fallecido en 1992 en accidente de tráfico), Benito también ha perdido la vida un 2 de abril. Malditas casualidades del destino...

El exjugador toledano (El Puente del Arzobispo, 21 de octubre de 1946), que vistió la camiseta del Real Madrid durante trece temporadas (1968-1980), llevaba diez años aquejado de Alzheimer, pero el coronavirus le ha acabado golpeando fatalmente en la residencia donde vivía. "O pasa el balón o pasa el jugador, pero nunca los dos juntos", era una de las frases de Hacha Brava, mote con el que le bautizó el también malogrado Héctor del Mar en una de sus narraciones. "Por favor, no me pegue usted más, señor Benito", llegó a suplicarle el sevillista Biri Biri en una ocasión.

Un central súper expeditivo, de los de aquella época de los 60 y los 70, que jugó 420 partidos con la camiseta blanca, conquistando seis Ligas y cinco Copas de España, además de haber sido internacional en 22 ocasiones. Benito es, junto a José Martínez Pirri, el único futbolista que ha recibido la Laureada del Real Madrid (año 1979).

Si alguien lo conoce bien es Isidoro San José, que coincidió con Hacha Brava en el vestuario del Real Madrid durante varias temporadas, a finales de la década de los 70. El actual colaborador del Grupo Libertad Digital repasó este jueves la figura de Benito en Fútbol es Radio, el programa deportivo de mediodía que presentan Juan Pablo Polvorinos y Dieter Brandau.

"Un tío simpático de verdad"

A nivel futbolístico, San José recuerda que "su fuerte no era el aspecto técnico, pero era un auténtico atleta. Para quitártelo de en medio tenías que pegarle dos tiros". "Iba increíble por arriba con su estatura de 1,77, que era lo que por aquella época medíamos casi todos, pero él sobrepasaba las condiciones físicas medias de cualquier futbolista", añade sobre Goyo Benito, que antes de triunfar con el Real Madrid había sido campeón de España juvenil de lanzamiento de jabalina.

Y como persona, "un tío simpático de verdad". "Cuando acabó el fútbol enfocó su vida a la hostelería, regentando un pub donde muchos jugadores íbamos a comer o a tomar una cerveza. Para llevar negocios de ese tipo tienes que ser una persona abierta y él era un tipo cercano y jovial. Hablaba mucho", recuerda Isidoro sobre un Goyo Benito con quien tuvo "mucha relación".

La luna de miel de San José... con Goyo Benito

De hecho, San José contó en Fútbol es Radio una anécdota sobre cómo coincidió con su excompañero Goyo y su mujer Paula en un hotel de Ibiza, adonde el colaborador del Grupo Libertad Digital viajó para pasar la luna de miel con su esposa, Marisa. "Mi luna de miel fue especial. Estuve con (Henning) Jensen en Dinamarca pasando unos días y luego me fui a Ibiza. Dio la casualidad de que Goyo Benito y Paula se encontraban en el hotel donde nos hospedamos y luego salíamos los cuatro juntos", relata.

"Tuve la fortuna de jugar bastantes años con Goyo", continúa. "Algunos le tacharían de violento, pero yo me quedo con que fue un magnífico compañero, un magnífico futbolista y una magnífica persona", relata Isidoro San José sobre Benito, a quien le agradece el hecho de haberle puesto en contacto en su día con el doctor José María Vilarrubias, que fue quien le operó de la grave lesión de menisco que sufrió en 1980 para acabar salvando su carrera. "Yo he podido jugar ocho o nueve años más al fútbol gracias a José María Villarrubias, que era amigo de Goyo Benito, así que le tengo que estar agradecido por haberme puesto en contacto con él", relató.