"Maduro acordó seguir proporcionando armas a las FARC y pidió ayuda para entrenar a milicianos armados en el 2014"

Miguel Ángel Pérez

Según la Fiscalía de EE.UU., "Maduro continuó participando en el tráfico de cocaína con el Cártel de los Soles y las FARC", tras llegar al poder.

Miguel Ángel Pérez | 2020-04-04

La Fiscalía de Estados Unidos asegura que en el año 2014, "Nicolás Maduro acordó seguir proporcionando armas a las FARC y les pidió ayuda para entrenar a milicianos armados en Venezuela".

Según el escrito de 28 páginas, al que ha tenido acceso Libertad Digital, presentado la semana pasada por el fiscal general de EE.UU., "Maduro continuó participando en el tráfico de cocaína con el Cártel de los Soles y las FARC", tras llegar al poder en Venezuela. Previamente, había ocupado un escaño en la Asamblea Nacional de Venezuela entre en el 2000 y el 2006, y fue canciller entre el 2006 y el 2013, ejerciendo como vicepresidente. Posteriormente, sucedía a Hugo Chávez, tras su muerte en el año 2013.

El escrito de la Fiscalía norteamericana relata como en septiembre de 2013, meses después de que Maduro llegara a la presidencia de Venezuela, "el Cártel de los Soles envió 1,3 toneladas de cocaína en un vuelo comercial desde el Aeropuerto de Maiquetía al aeropuerto Charles de Gaulle de París. Las autoridades francesas incautaron la cocaína. Tras el revuelo, Maduro canceló un viaje para asistir a una sesión de la Asamblea General de la ONU en Nueva York, asegurando a los medios de comunicación haber recibido supuestas amenazas de muerte".

"En el 2014", añade el escrito, "Maduro se reunió con Luciano Marín Arango (narcoterrorista colombiano de las FARC) en una base militar en Caracas. Durante la reunión, Maduro acordó seguir proporcionando armas a las FARC y les pidió ayuda para entrenar a un grupo de milicianos armados en Venezuela. Maduro también dijo que la milicia no estaría asociada al gobierno venezolano, lo que les permitiría rechazar razonablemente su violencia. Marin Arango acordó ayuda Maduro a entrenar a la milicia y facilitar su formación posterior cerca de su campamento en el estado Zulia (Venezuela).

La Fiscalía estadounidense señala además que entre octubre y noviembre de 2015, Efraín Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas (dos familiares de Maduro) acordaron durante reuniones grabadas por fuentes confidenciales de la DEA la expedición de cargamentos con centenares de kilos de cocaína del "hangar presidencial" de Maduro en el Aeropuerto de Maiquetía.

"Durante las reuniones grabadas, Campo Flores y Flores de Freitas explicaron que estaban en 'guerra' con Estados Unidos, describiendo el Cartel de los Soles e indicando que estaban buscando recaudar 20 millones dólares en ganancias de la droga para apoyar una campaña de la primera dama de Venezuela, y esposa de Maduro, para las elecciones de finales del 2015 en la Asamblea Nacional de Venezuela", apunta el escrito.

"Flores Campo se refirió a Maduro como su 'padre', y afirmó que 'lo que, queremos es que él tome el control de nuevo de la Asamblea Nacional'. Flores de Freitas bromeó que 'cualquier candidato de oposición que sale, empieza a convertirse en una plaga' y que 'tres o cuatro ya habían sido encerrados'. En noviembre de 2016, Campo Flores y Flores de Freitas fueron condenados en el juicio celebrado en el Distrito Sur de Nueva York por conspirar en la introducción de cocaína en los Estados Unidos", recuerda el documento

Finalmente, la Fiscalía de EE.UU. señala que en el 2017, "Maduro continuó trabajando con otros miembros directos del Cártel de los Soles para enviar grandes cargamentos de cocaína a los Estados Unidos. En concreto, Diosdado Cabello y otros miembros del Cártel de los Soles facilitaron los envíos aéreos de toneladas de cocaína a las pistas de aterrizaje clandestinas en el estado Barinas de Venezuela. Personal uniformado FARC armados con ametralladoras y otras armas ayudaron a recibir la cocaína y cargarla en vehículos con compartimentos secretos para ser transportados hacia la costa venezolana para su posterior distribución".