"La izquierda no soporta ser culpable y arma un 11-M al revés. Pásalo"

Pilar Díez

A la catástrofe sanitaria se suma hoy la económica. Y Sánchez dice que llamará a Casado un día de estos para pedirle que le rinda la pleitesía debida.

Pilar Díez | 2020-04-03

El Mundo

"El estado de alarma destruye 900.000 empleos en 14 días". "El colapso de nuestra economía ya está aquí", sentencia el editorial. "La situación es extraordinaria. Y las soluciones deben serlo también. Se hace inaplazable que el gobierno deje de contemporizar y obedecer a su estrategia partidista", que en este erial no vale para nada. "Esta emergencia es condición necesaria y suficiente para que Sánchez promueva un pacto político comparable a los de la Transición, lo que exige concertar medidas bajo un espíritu de concentración nacional. Solo desde la unidad se podrá plantar cara a la mayor crisis sanitaria, social, económica y política que nos azota desde la guerra civil". No es por deprimirte, Rosell, pero estás hablando con una pared.

Federico Jiménez Losantos vuelve a restregarle a Sánchez y su banda su irresponsabilidad. "La prioridad no era salvar vidas, sino el duelo de las bandas rojas y moradas. Calvo y Montero, el maldito 8-M, RTVE y el cártel televisivo privado rivalizaban en burlas sobre el peligro sanitario. La izquierda en el gobierno abusó de su aplastante poderío mediático; la derecha se mariacomplejó. Volvió a hacerlo con el decreto ley del estado de alarma, que contenía una bomba de intervencionismo económico típicamente comunista. Y ahí están los números rojos, rojísimos, de la muerte y la ruina".

Una sucesión de titulares da cuenta de en qué manos estamos. "España desoyó 5 veces a la OMS en febrero", "Illa anuncia la fabricación de respiradores que no se pueden usar ", "solo se ha contratado a 7.000 de los 52.000 sanitarios prometidos".

Raúl del Pozo está muy decaído. "No sé qué pensar de los que aún no ven que todo se está destruyendo", "el aislamiento de la población puede durar años". Vamos, Raúl, levanta ese ánimo, la humanidad ha demostrado en sobradas ocasiones que se sobrepone a todas las catástrofes.

El País

"El mazazo de la crisis: 900.000 empleos destruidos en 14 días". "España supera los 10.000 muertos, el 20% de las víctimas mundiales". Hoy Joaquín Estafanía intenta inculcar al presidente de la izquierda —no es el presidente de España sino solo de una parte de ella—, algo de sentido común en ese cerebro lleno de serrín. "Los Pactos de la Moncloa de 1977 sirvieron para mostrar que ninguna ideología, por si sola, tenia las repuestas y la fuerza para salir de las dificultades. Se puede establecer una analogía con la pandemia". Lo de El País sensato del miércoles fue un lapsus que intentan ahora corregir a toda prisa.

Por ejemplo, nos cuenta hoy que "el gobierno plantea unos Pactos de la Moncloa para la reconstrucción". ¿Y cómo no lo dan en portada a todo trapo?, se preguntarán. Pues porque tiene truco. Resulta que Sánchez "llamará durante el fin de semana a todos los portavoces" para exigirles su apoyo "cuando la crisis amaine y se tenga que afrontar el momento económico más difícil". Menudo morro que tiene el presi. O sea, que él tomará las decisiones que le vengan en gana, dictará decreto tras decreto sin consultar con nadie y si luego resultan un desastre, como se va demostrando que lo son, llamará al PP para que le saque las castañas del fuego. Y encima insultando y echando la culpa al pobre Casado de la "tensión".

Dice este folletín que "un acuerdo como ese parece extremadamente difícil en este momento porque hay partidos como Vox que exigen la dimisión" del presidente. "Aun así, Sánchez hará esa ronda para intentar rebajar la tensión" pese a los "ataques del PP". Esos terribles ataques son estos: "El PP prefiere esperar a ver en qué consiste la propuesta. Sobre todo aguarda ante la conversación entre Sánchez y Casado que lleva reclamando desde hace varios días. Nos conformamos con que nos llame, tenga en cuenta nuestra opinión y cuente con la experiencia de éxito en la gestión" de miembros de este partido. Que les llame y les escuche, qué ataque, qué exigencias tan desmedidas. "Sánchez hablará con Casado para informarle de las próximas medidas que piensa adoptar y pedirle su apoyo", por su cara bonita. De consultar nada, esto son lentejas.

Javier Sampedro arremete contra "una parte de la prensa, fiel a la voz de sus amos políticos, ha recuperado su estrategia imprudente de derrocar a cualquier precio a este gobierno". Aquí la única prensa de fidelidad perruna es Prisa y La Sexta untada de millones por el gobierno al que sirven. Y una parte de la prensa, la que dice la verdad y ejerce su derecho a la crítica, no quiere derrocar al gobierno, quiere que acabe en la cárcel por negligencia dolosa. E indemnizaciones. Más de 10.000 muertos hasta ayer lo merecen.

ABC

"834.000 empleos arrasados en solo 14 días de crisis". "Las risas de la ministra". "La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, abroncó ayer a la prensa por su falta de "rigor" al preguntarle por el número de afectados por los ERTE". Por mucho que rabie el periódico del régimen, la critica libre y legítima no para en ABC. La primera leche, a la ministra risueña que se cabreó cuando Libertad Digital y esRadio le preguntaron por los parados de los ERTE. "Resulta intolerable que la respuesta política de la ministra de Trabajo fuera tratar como analfabetos a los periodistas que preguntaban por el efecto de los ERTE". "Los afectados por un ERTE están sin empleo, no cobran salario (lo que cobran se lo paga el Estado, la empresa solo paga la Seguridad Social). Su contrato está vigente, pero suspendido, lo cual no significa nada en las condiciones actuales porque su empresa puede desaparecer", a ver si se entera la listilla de la ministra comunista.

Y el segundo garrotazo, al gobierno en pleno. "El panorama era inimaginable hace solo unas semanas y habrá tiempo de acusar a quien corresponda por haber reaccionado tardíamente, por infravalorar la letalidad de la enfermedad (…) Tiempo habrá de sentar en el banquillo moral de la opinión pública para que dicte sentencia sobre su gestión, su cúmulo de negligencias y su campaña de absoluta desinformación pública. Haber llegado tan tarde y tan mal debería ser el epitafio político de este gobierno cuanto antes". En el banquillo de la opinión pública y en el judicial, que hay un reguero de muertos. Y por si fuera poco "Sanidad no sabe cómo ha perdido cuatro toneladas de material en China". Imposible creer tantísima ineptitud.

La Razón

"Sánchez hiberna a casi tres millones de parados". "Trabajo maquilla las cifras y deja fuera a 2,6 millones de afectados por los ERTE".

Pedro Narváez tampoco pide permiso a El País para criticar al Gobierno. "Hay que tener mucha caradura, poco pudor y muchas ganas de imponer algo parecido a una dictadura de chichinabo repleta de parados para que a la hora de rendir cuentas no se señale a los que no vieron venir la tragedia" sino al PP. "Quieren hacer un 11-M al revés. Pásalo. La izquierda no soporta ser culpable" de nada, nunca, ni siquiera piden perdón, siempre tienen otros la culpa. "Es un aperitivo de lo que está por venir". Hombre, no creo que se atrevan a lanzar a las masas a Génova a gritar a Casado asesino. Porque esta vez puede haber respuesta.

Y para finalizar, una buena noticia. "Una vacuna neutraliza por primera vez el Covid 19 en ratones". Hay luz al final del túnel.