La Guardia Civil blinda las carreteras para evitar los viajes de fin de semana

Javier Arias Borque

Policía Nacional y cuerpos locales pondrán controles a la salida de los núcleos urbanos para evitar la violación de las restricciones de movilidad.

J. Arias Borque | 2020-04-03

Las Fuerzas de Seguridad van a blindar las carreteras durante este fin de semana para evitar que haya ciudadanos que se desplacen hasta su segunda residencia aprovechando los días festivos que pueden tener en sus trabajos con motivo de la cercanía de la Semana Santa y saltarse, de este modo, el confinamiento en los domicilios que impone el estado de alarma por la pandemia del coronavirus.

La Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil está realizando controles en distintos tipos de carreteras desde el inicio del estado de alarma, pero van a reforzar durante los próximos días esos controles, que tendrán lugar en todo tipo de vías de circulación, es decir, tanto en vías principales como secundarias. Los agentes van a comprobar de forma estricta si cada movimiento detectado cumple o no con las excepciones establecidas.

Lo que se trata de evitar es lo que sucedió el pasado fin de semana, cuando miles de personas incumplieron las restricciones y cogieron sus vehículos para irse con sus familias de fin de semana. Únicamente los efectivos de la Guardia Civil impusieron la pasada semana más de 3.700 sanciones a gente que salían con su coche de su residencia habitual con destino a una segunda residencia.

Durante su participación en la rueda de prensa diaria de técnicos que tiene lugar en el Palacio de la Moncloa, el jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil, el general José Manuel Santiago, ha advertido de que aquellos ciudadanos que se salten las normas de confinamiento pueden acabar en la cárcel, y ha recordado que ya han sido varias las personas a las que los juzgados han enviado a prisión por este motivo.

A los controles del Instituto Armado se van a sumar los que la Policía Nacional, policías autonómicas y locales van a establecer a la salida de las ciudades en las que están desplegados para evitar estas escapadas de fin de semana. El fin de semana pasado algunos de estos controles provocaron importantes retenciones y supusieron un importante número de multas para aquellos que no tenían motivos reales para salir de la ciudad.